El Gobierno de México difunde el vídeo de la captura del hijo del Chapo

Durante el operativo, Ovidio Guzmán pidió parar la violencia, según recoge la grabación


Redacción / Agencias

El Gobierno de México mostró este miércoles un vídeo del fallido operativo llevado a cabo en la ciudad de Culiacán, en el noroccidental estado de Sinaloa, el pasado 17 de octubre en el que Ovidio Guzmán, hijo del narcotraficante Joaquín el Chapo Guzmán, se muestra sin ofrecer resistencia y pidiendo parar la violencia.

«Ya paren todo oiga, ya me entregué, ya paren todo, por favor. Ya paren todo, ya tranquilos, ya ni modo. Dígales que se retiren. Pero ya dígales, ya no quiero que haya desmadres. ¡Ya no quiero que haya desmadre por favor!», se escucha decir a Ovidio Guzmán en el vídeo, según informa Efe.

En la grabación se observa que a las 15.17 hora en Ciudad de México (22.17 hora española) -cuando la ciudad ya se encontraba en pleno caos- Guzmán sale a un estacionamiento con las manos en la cabeza y, después de ser puesto contra la pared, realiza una llamada telefónica en la que pide a uno de sus hermanos que cesen la violencia contra la ciudadanía.

Previamente, antes de la llamada, una mujer que le acompañaba se mostró visiblemente nerviosa, pidiéndole explicaciones a los elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y la Guardia Nacional. Estos le piden que se tranquilice y le dicen que no son miembros de grupos criminales.

El secretario de Defensa de México, Luis Sandoval, explica los detalles del operativo
El secretario de Defensa de México, Luis Sandoval, explica los detalles del operativo

Según expuso el titular de la Sedena, Luis Cresencio Sandoval, una media hora después del suceso del vídeo, se informó al presidente Andrés Manuel López Obrador de lo que estaba ocurriendo.

Aproximadamente una hora después del operativo, se reportaron vehículos con gente armada rodeando la casa donde se llevaba a cabo el operativo, y también las bases militares de operaciones de Cosalá, Costa Rica y El Fuerte, donde se retiene a parte del personal militar de dichas bases.

Horas después, Ovidio Guzmán fue dejado en libertad cuando el Gobierno mexicano se vio superado por el poderoso cártel de Sinaloa.

El Gobierno de México tomó la decisión de soltar al hijo del Chapo bajo el argumento de que así se podía proteger la vida de los ciudadanos de Culiacán.

El presidente López Obrador ha defendido en distintas ocasiones que él respaldo dicha decisión de su gabinete de seguridad pues su estrategia de seguridad no pasa por una confrontación directa con el crimen organizado, sino por atender las causas sociales que inclinan a las personas a la delincuencia.

Este miércoles, el secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, reiteró que su confianza en el plan de seguridad pese a que el operativo resultó fallido, que calificó de acción «precipitada».

«Decidimos no continuar con la idea conservadora de la guerra contra el narco, esa estratega belicista no solo trajo la violencia desde el poder público sino que las propias instituciones de seguridad se convirtieron en protagonistas de esa violencia, como pudo haber sucedido en Culiacán», dijo Durazo.

Los narcos de Sinaloa lanzan un pulso a López Obrador

La Voz

La ciudad de Culiacán se convirtió en una zona de guerra tras la violencia desatada por los sicarios tras la captura del hijo del Chapo Guzman

La ciudad mexicana de Culiacán se convirtió ayer en una zona de guerra por la captura de Ovidio Guzmán, a uno de los hijos del narcotraficante Joaquín el Chapo Guzmán. Las fuerzas de seguridad se vieron obligados a liberar al vástago del narco encarcelado en EE.UU. para frenar la oleada de violencia desatada por sicarios del cartel de Sinaloa. Las redes sociales mostraron a decenas de personas armadas tomando autobuses del transporte público e incluso liberando a presos de una cárcel. El balance es de al menos ocho muertos, 16 heridos y 49 reos fugados.

Seguir leyendo

Comentarios

El Gobierno de México difunde el vídeo de la captura del hijo del Chapo