Hamilton conquista su sexto título mundial de Fórmula 1

El británico se proclama campeón del mundo tras firmar la segunda plaza en Austin


Lewis Hamilton (Mercedes) se proclamó campeón del mundo por sexta vez en su carrera tras el segundo puesto de este domingo en el Gran Premio de Estados Unidos, donde se impuso su compañero Valtteri Bottas sin evitar que termine la lucha.

Con Brasil y Abu Dhabi aún en el calendario, Hamilton aprovechó la segunda opción matemática para sentenciar su quinto título en los últimos seis años. El británico se queda a uno de los siete que ostenta el mejor de la historia, el alemán Michael Schumacher.

Hamilton salía desde la quinta posición y, en una estrategia a una parada, llegó a dominar la carrera hasta que a cuatro vueltas del final Bottas aprovechó sus neumáticos más frescos para pasar a su compañero. Max Verstappen (Red Bull) terminó tercero. Mientras, el español Carlos Sainz (McLaren) fue octavo.

«Al estilo de Schumi.... ya solo queda uno», por José Luis Abadín

Mercedes sigue la regla de oro que hizo que Ferrari dominara los primeros mundiales del siglo XXI con el káiser, y es tener un primer espada fiable y sin la sombra de un compañero que le tosa. No me malinterpreten, Bottas no es manco, es muy rápido, de vez en cuando es intratable, pero no tiene la consistencia de Hamilton. Y para ganar mundiales tienes que sacar petróleo hasta en las citas malas. . Y este año Lewis lo ha hecho en muchas ocasiones.

Van seis títulos para el inglés. Cuando en el 2004 Michael Schumacher lograba su séptimo mundial de fórmula 1, se veía muy difícil que un piloto pudiera lograr alcanzar sus números. Todavía no lo ha logrado, le falta un mundial, pero visto el absoluto dominio de Mercedes GP en la era híbrida, será muy difícil que en el última temporada de las actuales reglas se le pueda escapar otro título a un equipo que ha ganado todos los que se han puesto en disputa desde el año 2014. Uno para Rosberg y cinco para Hamilton.

Decepcionante Ferrari

Y eso que Ferrari este año parecía que iba a ser por fin el equipo que pondría en apuros a las flechas de plata, pero hubo dos cosas que lo complicaron todo. Una ha sido el problema aerodinámico sobre todo a comienzo de temporada, donde los coches rojos no conseguían mostrar el potencial que sí mostraron en los test de pretemporada. El coche era muy inestable en ciertas condiciones, además la fiabilidad no acompañó en momentos importantes, como en Bahrein, donde si Leclerc hubiera ganado, seguro que la temporada hubiera tomado otro camino.

El segundo detalle fue la sublevación de Leclerc en Ferrari. Y es que Leclerc ha conseguido batir constantemente a un cuatro veces campeón como Sebastian Vettel, pero la necesidad de demostrarlo para poder coger galones, penalizó al equipo. Cuando luchas contra una escudería que tiene más definidos esos roles como Mercedes, es muy difícil batirlos. Además, Vettel ha seguido cometiendo muchos errores; las carreras de Bahrein, Silverstone o Monza son un buen ejemplo. Y estos errores se suman a los de las temporadas pasadas. La defensa de Leclerc a Verstappen en Silverstone durante una buena parte del gran premio, choca con la torpe embestida de Vettel al mismo Max.

Esto hace que Leclerc tome el mando en Ferrari, aunque todo pinta bien para Mercedes. La próxima temporada podría ser el inicio de otra era. Y no solo por él, si no porque hay otro piloto, Max Verstappen, que no se queda atrás. Ha firmado una temporada brillante, ganando con un motor Honda que ha seguido mejorando. Quién lo diría hace dos años. Las carreras que estos dos pilotos nos han brindado esta temporada, auguran unas luchas preciosas en el futuro. Queremos más.

Alto nivel de Carlos Sainz

En cuanto a los demás, este año ha sido el de la recuperación de McLaren, liderada por un Carlos Sainz que ha rendido a un nivel muy alto, sobre todo en la segunda parte de la temporada, mostrándose como el primero de los demás. Aunque que nadie espere grandes cambios de cara al año que viene. Hasta el 2021, seguiremos con la misma tónica que hasta ahora. Cambiarán pequeños detalles, pero hasta que las nuevas reglas entren, no habrá una revolución.

Comentarios

Hamilton conquista su sexto título mundial de Fórmula 1