Txeroki y Arzalluz niegan haber estado en Vizcaya cuando ETA asesinó al magistrado Lidón

Los dos etarras, que están siendo juzgados en la Audiencia Nacional, han querido puntualizar este extremo a preguntas de su defensa tras rechazar responder a las de la Fiscalía


Redacción

Los etarras Garikoitz Aspiazu Rubina, Txeroki, y Asier Arzalluz Goñi, Santi, han negado este lunes haber estado en Vizcaya cuando miembros de ETA asesinaron a tiros al magistrado José María Lidón en el 2001 en la localidad vizcaína de Getxo.

Los dos etarras, que están siendo juzgados en la Audiencia Nacional, únicamente han querido puntualizar este extremo a preguntas de su defensa tras rechazar responder a las de la Fiscalía, que pide para cada uno de ellos 30 años de cárcel por este atentado.

A continuación ha comparecido como testigo la viuda de Lidón, María Luisa Galarraga, quien presenció el asesinato de su marido y que ya prestó testimonio en noviembre del 2005 cuando fue juzgado el etarra Orkatz Gallastegi por haber suministrado a ETA la información necesaria para acabar con la vida del magistrado, hechos por los que fue condenado a 26 años de cárcel.

En esta ocasión, Galarraga ha explicado que en el 2016 identificó a Txeroki en una rueda de reconocimiento después de haberle visto en el 2008 en la televisión y darse cuenta por su «mirada» de que era uno de los autores de la muerte de su esposo. «Estoy absolutamente segura de la identificación», ha asegurado.

Su hijo, Iñigo Lidón, también presente cuando se produjo el atentado, ha relatado visiblemente emocionado el momento en que identificaron a Txeroki en televisión.

No obstante, ha situado ese momento en el 2011 y, ante el baile de fechas, a preguntas de la fiscal ha precisado que su madre ha podido decir que fue en el 2008 porque esa fue la fecha en la que Txeroki fue detenido, pero que la imagen que les hizo reconocerle la vieron dos años después, cuando fue entregado a España por primera vez. 

Comentarios

Txeroki y Arzalluz niegan haber estado en Vizcaya cuando ETA asesinó al magistrado Lidón