Bloomberg podría convertirse en la principal amenaza para Trump

El multimillonario y exalcalde de Nueva York se prepara para presentarse a las presidenciales por el Partido Demócrata

Bloomberg, a su salida de la Casa Blanca en tiempos de Obama
Bloomberg, a su salida de la Casa Blanca en tiempos de Obama

Nueva York / E. La Voz

El Partido Demócrata está a punto de sumar un nuevo candidato en la carrera hacia la Casa Blanca. Michael R. Bloomberg, exalcalde de Nueva York, multimillonario y viejo conocido de Donald Trump prepara su entrada en las primarias del partido para las elecciones presidenciales del 2020. Su plan pasa por recoger el suficiente número de firmas para presentar su candidatura por Alabama antes de que expire el plazo. La decisión todavía no se ha hecho oficial, pero el magnate ha enviado a varios asesores al estado del sureste de Estados Unidos para formalizar este primer paso de su entrada en campaña.

La noticia la adelantó el viernes por la mañana el diario The New York Times, citando fuentes próximas al magnate de 77 años y origen judío, fundador del imperio de información financiera para inversores de Wall Street y con una fortuna valorada en 52.000 millones de dólares. Poco después, Howard Wolfson, su principal asesor, dio más pistas al declarar en un comunicado que Trump representa «una amenaza sin precedentes» para el país y que si Bloomberg se postula «ofrecería una nueva opción a los demócratas». Su entrada sería a su vez un problema para los 17 candidatos demócratas que siguen en liza, sobre todo para el exvicepresidente Joe Biden, al que le disputaría el posicionamiento más moderado del partido en un momento de caída en las encuestas.

Trump aprovechó esta circunstancia para asegurar que su decisión «va a lastimar» a Biden antes de burlarse de su posible rival. «No hay nadie con quien preferiría conpetir  que con el pequeño Michael», declaró el presidente a los periodistas en la Casa Blanca. Insinuó que Bloomberg «tiene algunos problemas personales» sin aclarar a qué se refería y que, a pesar de que puede «gastar mucho dinero”, aseguró, «no lo hará muy bien». El que fuera alcalde de Nueva York entre el 2003 y el 2013 estaría dispuesto a destinar 100 millones de dólares de su bolsillo en su campaña y no aceptar dinero de otros donantes, según informó la cadena CNBC.

Por otro lado, este movimiento táctico de última hora se produce en un ambiente electoral que por primera vez en décadas es abiertamente hostil con los multimillonarios. Bloomberg tendrá delante al ala más a la izquierda del Partido Demócrata representada por Elisabeth Warren y Bernie Sanders. «Los ricos y bien conectados siempre se respaldarán mutuamente», criticó Warren, actual favorita en las encuestas, en Twitter, tras conocer la intención del multimillonario inversor Leon Cooperman de dar su respaldo a Bloomberg.

Las intenciones del filántropo pasan también por presentar una candidatura de tendencia neoliberal para contrarrestar las opciones de izquierdas que amenazan con subir los impuestos a los ricos. Multimillonarios como Bill Gates, fundador de Microsoft, el propio Cooperman o Jamie Dimon, director ejecutivo de JPMorgan, han dejado claro ya que temen la llegada de Warren.

Comentarios

Bloomberg podría convertirse en la principal amenaza para Trump