Piñera se abre a reformar la Constitución de Chile, pero la calle pide una nueva Carta Magna

El presidente admite que hubo abusos de la policía en unas protestas que dejan ya 23 muertos y miles de heridos

Protestas en Chile
Protestas en Chile

Santiago de Chile | E. La Voz

Centenares de miles de personas volvieron a concentrarse elviernes en la plaza Italia de Santiago de Chile para pedir un cambio de modelo económico en el país. «El pueblo está en la calle pidiendo dignidad», gritaron quienes acudieron a la multitudinaria manifestación, mientras encendían las luces de sus teléfonos móviles, tras 22 días de protestas que han dejado 23 muertos y miles de heridos.

Desde la plaza podía observarse el humo provocado por el incendio en la sede centenaria de la Universidad Pedro de Valdivia, que causó alrededor de un millón de euros en pérdidas, según el rector de la institución. Los carabineros detuvieron a cinco personas relacionadas con los hechos. 

Las imágenes de la centenaria casona ardiendo se mezclaron este sábado en televisión con la noticia de la apertura del presidente, Sebastián Piñera, de realizar cambios a la Carta Magna del país. «Por supuesto que estamos dispuestos a discutir cambios a la Constitución. De hecho, en nuestro programa de Gobierno hay una propuesta de cambios a la Constitución. Creo que son legítimos y los vamos a discutir. De hecho, estamos preparando un proyecto de cambios», dijo el presidente al diario chileno El Mercurio.

Parece poco probable, eso sí, que esas modificaciones a la Carta Magna, aprobada en 1980, durante la dictadura de Augusto Pinochet, vayan a satisfacer a quienes protestan en las calles, que demandan una nueva Constitución que expanda el sector público del país, especialmente en lo referente a pensiones, sanidad y educación.

«El presidente sigue absolutamente desconectado con la realidad. Es fundamental que se inicie un proceso constituyente para tener una nueva constitución que cuente con legitimidad democrática», dijo el líder de la Democracia Cristiana, Fuad Chahín.

Admite abusos policiales

Piñera admitió también abusos policiales durante las protestas. «Ha habido excesos, abusos, incumplimientos de las reglas del uso de la fuerza, mal criterio o delitos. Pero eso tiene que ser investigado por la Fiscalía y juzgado por los tribunales de Justicia».

Esta semana propuso varias normas para atajar las protestas, como endurecer las medidas contra los manifestantes encapuchados. 

Los sindicatos han programado para este martes una nueva jornada de huelga general.

Comentarios

Piñera se abre a reformar la Constitución de Chile, pero la calle pide una nueva Carta Magna