Johnson promete inversiones millonarias, no subir impuestos y «brexit» en enero

El líder conservador anunció ayer su programa para las elecciones del 12 de diciembre


LONDRES / E. LA VOZ

La lluvia de promesas electorales en el Reino Unido no cesa. Tres días después de que el laborista Jeremy Corbyn ofreciera a los británicos un millonario plan de inversiones, el primer ministro Boris Johnson ha respondido prometiendo a los electores no solo tramitar el brexit antes de que culmine el año sino que también les garantizó que destinará más fondos para salud, educación o infraestructuras, pero sin subirles los impuestos.

«Vamos a invertir millones cada semana en salud, educación y ciencia y podemos hacer todas estas cosas sin crear nuevos impuestos, sin aumentar el IVA o las contribuciones a la seguridad social», afirmó el premier al presentar ayer su plan de Gobierno en la localidad inglesa de Telford.

¿Pero cómo? ¿De dónde saldrán los fondos? «De las oportunidades que ofrecerá el brexit y que se desatarán una vez que se produzca», soltó el líder tory, quien anunció que de ganar las elecciones generales anticipadas del próximo 12 de diciembre llevará al Parlamento el acuerdo que logró con Bruselas el pasado mes de octubre para votar la retirada de la Unión Europea antes de Navidad, sin necesidad de esperar a que venza la actual prórroga el 31 de enero de 2020.

Aunque la salida del club comunitario por supuesto es la principal oferta de los conservadores -tal y como lo deja claro el título del programa «Culminemos el brexit, liberemos el potencial del Reino Unido»- estos no han querido quedarse solo en este tema. Especialmente después de que los laboristas lanzaran promesas atractivas como la del Internet gratuito, 150.000 casas de protección social nuevas o empleos que se financiarán con impuestos a grandes corporaciones o a los ricos.

50.000 nuevas enfermeras

«Hagamos el brexit y enfoquémonos en lo que le importa a los británicos y eso ya lo está haciendo este partido, el cual ofrece hoy contratar 50.000 nuevas enfermeras y financiar 15 millones de citas médicas adicionales. Asimismo, vamos a atacar el crimen con 20.000 nuevos policías», agregó. La promesa de contratar más personal sanitario coincidió con la publicación de una información en el diario londinense The Guardian que advertía que en invierno se podría desatar una crisis en los hospitales públicos debido a que 10.000 empleados de los mismos que eran nacionales de la UE habían renunciado a sus puestos desde el referendo sobre el brexit del 2016 y que de ellos la mitad eran enfermeras. Solo este año, 3.250 personas han renunciado al NHS (sistema de salud, por sus siglas en inglés), se lee en la citada información elaborada con datos recabados por el opositor Partido Liberal Demócrata.

La oposición no tardó en cuestionar el plan de Johnson, en especial la oferta de contratar a 50.000 enfermeras. Desde el Partido Laborista no dudaron en poner en duda la factibilidad del mismo. «Primero tuvimos los 40 hospitales nuevos falsos de Johnson, ahora tenemos sus falsas 50.000 enfermeras adicionales», afirmó Jonathan Ashworth, responsable del partido en asuntos sanitarios.

Por su parte, Corbyn tachó el plan de su rival como el de «los billonarios» porque no incluye ningún aumento de la presión fiscal a quienes más tienen. Esta semana Johnson anunció que no reducirá los impuestos a los empresarios, como ofreció su antecesora Theresa May, pero que sí los disminuirá a los asalariados.

Comentarios

Johnson promete inversiones millonarias, no subir impuestos y «brexit» en enero