El conductor del «camión de la muerte de Essex» se declara culpable

El joven admite que colaboró con la red de inmigración ilegal que trataba de introducir en el Reino Unido a los 39 inmigrantes vietnamitas cuyos cadáveres fueron hallados en su vehículo

Imagen de archivo del «camión de la muerte de Essex», en el que el 23 de octubre fueron hallados 39 cadáveres
Imagen de archivo del «camión de la muerte de Essex», en el que el 23 de octubre fueron hallados 39 cadáveres

Londres / e. la voz

Culpable. Así se declaró el conductor del camión frigorífico en el que fueron hallados el pasado 23 de octubre los cadáveres de 39 inmigrantes vietnamitas, que trataban de acceder ilegalmente al Reino Unido.

Maurice Robinson, de 25 años de edad, confesó este lunes ante el juez Andrew Edis, miembro del alto tribunal de Inglaterra y Gales, haber colaborado con una red dedicada a la inmigración ilegal entre el 1 de mayo del 2018 y el 24 de octubre del 2019.

La declaración la realizó por videoconferencia desde la cárcel de Belmarsh (Londres), donde permanece recluido. Durante su breve declaración el acusado también confesó haber adquirido «bienes producto de actividades delictivas», en referencia al dinero que recibió por conducir el camión donde viajaban los simpapeles y que fue hallado por las autoridades en el condado de Essex. 

Dos norirlandeses

Pero la Fiscalía no solo señala a Robinson, nacido en Irlanda del Norte, por colaborar con la inmigración ilegal, sino que el camionero también se enfrenta a 39 cargos por homicidio, aunque estos delitos no fueron abordados en esta vista. La confesión del conductor se produjo horas después de que otro norirlandés, identificado como Christopher Kennedy, de 23 años de edad, fuera acusado formalmente por delitos de tráfico de personas relacionados con este suceso, el cual conmocionó al Reino Unido.

El 23 de octubre, la policía de Essex, al este de Londres, halló en un polígono industrial de la localidad de Grays un camión en cuyo compartimiento de carga fueron descubiertos los cuerpos sin vida de 39 personas (31 hombres y 8 mujeres), entre los cuales había 10 adolescentes. El macabro hallazgo se produjo poco después de que el vehículo de carga entrase en el país en ferri desde el puerto belga de Zeebrugge. La policía tardó un mes en completar la identificación de las víctimas.

Las autoridades judiciales británicas han iniciado también los trámites para conseguir que la República de Irlanda les entregue a Eammon Harrison, otro implicado en este caso.

Comentarios

El conductor del «camión de la muerte de Essex» se declara culpable