La primera Comisión Europea liderada por una mujer arranca el 1 de diciembre

La Eurocámara aprueba al equipo de Ursula von der Leyen por una amplia mayoría


Bruselas / E. La Voz

La Comisión Europea de Ursula von der Leyen comenzará a andar el 1 de diciembre. Así lo ha decidido este miércoles el pleno de la Eurocámara en Estrasburgo, con 461 eurodiputados a favor, 157 en contra y 89 abstenciones. La nueva presidenta ha logrado que su colegio de comisarios apruebe por un margen muy superior al suyo, que fue de solo 9 votos. El nuevo Ejecutivo contará con la anomalía de tener un sillón vacío, el que corresponde al comisario británico, porque Londres no ha nombrado a ningún candidato.

La primera mujer al mando de la UE rompió con todos los tópicos sobre los alemanes y se lanzó a abrazar a los portavoces de los grupos parlamentarios tras la votación. El presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli, tuvo que llamarle la atención para que volviera a su escaño, dando lugar a una estampa divertida y desenfadada, poco habitual en estos escenarios. Von der Leyen ha defendido su compromiso en la lucha contra el cambio climático y a poner los cimientos para situar a Europa a la vanguardia en la batalla digital.

En la ronda previa a la votación, las distintas formaciones políticas lanzaron un último mensaje. La presidenta de los Verdes, Ska Keller, anunció la abstención de su equipo como punto de partida para una futura cooperación y deseó al nuevo equipo «fuerza y energía para mantener unido al continente y hacer que avance». La jefa de filas de Izquierda Unitaria, Manon Aubry, avanzó su no, «porque la gente y el planeta merecen algo mejor».

El líder liberal Dacian Cidos, por su parte, aprovechó la ocasión para decir que el apoyo de Renew no es un cheque en blanco e insistió en los principales retos de la nueva Comisión. La socialista Iratxe García, por su parte, aplaudió al nuevo Ejecutivo, «más ecologista, más feminista y más social», y le instó a actuar con valentía. Añadió que perdonarían un error, pero no que sean inamovibles. Cerró el turno el popular Manfred Weber que afeó a sus compañeros los peros de esta ronda y anunció su sí, resaltando el programa de la alemana en materia de cambio climático, cooperación policial y control de fronteras.

Las claves de la sesión no han causado ninguna sorpresa. El nuevo Ejecutivo comunitario ha recibido luz verde gracias al apoyo de populares, socialdemócratas y liberales, así como de conservadores y reformistas. Los Verdes se abstuvieron, e Izquierda Unitaria y la coalición ultra Identidad y Democracia se opusieron. Sin embargo, con el resultado sobre la mesa, se puede ver que los eurodiputados votaron de forma dividida, ya que no tenían la obligación de seguir una disciplina de partido. Como dato curioso, un miembro de Izquierda Unitaria y cinco de los Verdes apoyaron a la alemana, un socialista y 9 representantes ecologistas se expresaron en contra y entre las abstenciones hay un miembro de GUE, 4 liberales y 9 socialistas.

Tras el recuento, el presidente Sassoli firmó una carta que anuncia la decisión tomada en la Eurocámara y que será enviada a la Comisión Europea y al Consejo. A continuación, será esta última institución la encargada de notificar el nombramiento oficial del próximo equipo del Ejecutivo comunitario.

Comentarios

La primera Comisión Europea liderada por una mujer arranca el 1 de diciembre