Johnson utiliza el atentado de Londres como arma electoral contra Corbyn

El Gobierno refuerza la vigilancia de más de 70 presos con el mismo perfil que el autor del apuñalamiento del viernes

«Es hora de imponer sentencias más duras para los responsables de delitos violentos graves y para los terroristas», afirmó  el domingo Johnson en un programa de la BBC
«Es hora de imponer sentencias más duras para los responsables de delitos violentos graves y para los terroristas», afirmó el domingo Johnson en un programa de la BBC

LOndres / E. La Voz

El atentado del viernes en Londres consiguió que los partidos británicos interrumpieran sus actos electorales, pero una vez retomada la campaña este domingo no han dudado en utilizar el suceso como arma política y en culparse de que el terrorista, Usmar Khan, estuviera en libertad tras cumplir la mitad de una condena de 16 años por planear ataques yihadistas. Los problemas de seguridad pasaron a ocupar el lugar del brexit, que ha dominado hasta ahora el debate. 

«Es hora de imponer sentencias más duras a los responsables de delitos violentos y a los terroristas (…) Condeno completamente que este hombre estuviera en la calle. Creo que es absolutamente repulsivo y vamos a tomar medidas», afirmó el primer ministro, el conservador Boris Johnson. En una entrevista en un programa de la BBC, culpó a los Gobiernos laboristas de haber aprobado las leyes penitenciarias que permiten que presos como Khan, un británico de 28 años, estuviera libre y pudiera cometer atentados como el ocurrido en London Bridge, donde dos personas murieron y tres resultaron heridas a causa de las acuchilladas que les propinó antes de ser abatido a tiros por la policía.

Johnson anunció que su Gobierno ha reforzado la vigilancia de 74 convictos con un perfil similar al del responsable del atentado del Black Friday que han vuelto a las calles en los últimos años en cumplimiento de la legislación vigente. El premier insistió en que si gana las elecciones del 12 de diciembre prometió sentencias más duras a los acusados de terrorismo.

Contraataque de Corbyn 

El líder laborista, Jeremy Corbyn, rechazó las acusaciones de Johnson y atribuyó a los recortes aplicados por los tories desde su llegada al Gobierno en el 2010 y a la privatización de una parte del sistema de prisiones las dificultades de las autoridades para vigilar a sujetos como Khan. Asimismo cuestionó la propuesta de su rival de cambiar la ley que permite la libertad condicional para presos que hayan cumplido la mayor parte de sus penas. «No creo que sea necesario que un condenado cumpla enteramente la condena. Creo que depende de las circunstancias, depende de la sentencia, pero fundamentalmente depende de lo que haya hecho en prisión. Creo que debe haber una revisión del sistema de prisiones y se debe ver qué hacen los reos una vez liberados», dijo en un acto en la ciudad inglesa de York.

Los tories acusan a Corbyn de «blando», pero el líder opositor contraatacó y aseguró que las intervenciones militares del Reino Unido han «exacerbado, más que resuelto», el problema del terrorismo. «El guerra contra el terrorismo ha fracasado», soltó. Las palabras de Corbyn se producen a dos días de que Londres acoja la cumbre de la OTAN. Los liberaldemócratas cuestionaron que tories y laboristas usen el atentado como arma electoral.

 La policía identificó ayer a la segunda víctima mortal. Se trata de Saskia Jones,de 23 años y antigua estudiante de la Universidad de Cambridge, tras anunciar el sábado que el otro fallecido es Jack Merritt, de 25 años, coordinador del curso sobre reinserción del Instituto de Criminología de esa universidad al que había sido invitado Khan cuando inició su ataque. De los tres heridos en el atentado, uno ha sido dado de alta.

Comentarios

Johnson utiliza el atentado de Londres como arma electoral contra Corbyn