El exjefe del Ejército de Tierra fichado por Vox acusa a Pedro Sánchez de «traición»

El general retirado, al que nombró Zapatero máximo responsable del Ejército de Tierra, alerta de que el actual presidente es un «problema para la seguridad nacional»

El expresidente Zapatero y la fallecida exministra de Defensa Carme Chacón junto al vicealmirante Manuel Rebollo García (izquierda); el teniente general de Tierra, Fulgencio Coll (ahora en Vox); el teniente general del Ejército del Aire José Julio Rodríguez Fernández (ahora en Unidas Podemos); y el teniente general del Aire José Jiménez Ruiz
El expresidente Zapatero y la fallecida exministra de Defensa Carme Chacón junto al vicealmirante Manuel Rebollo García (izquierda); el teniente general de Tierra, Fulgencio Coll (ahora en Vox); el teniente general del Ejército del Aire José Julio Rodríguez Fernández (ahora en Unidas Podemos); y el teniente general del Aire José Jiménez Ruiz

Redacción

Bajo el título «Pedro Sánchez, un problema para la seguridad nacional», el exgeneral Fulgencio Coll -jefe del Ejército de Tierra del 2008 al 2012- ha abierto una fuerte polémica con un artículo suyo publicado el pasado miércoles en la edición balear del diario El Mundo

El general retirado de cuatro estrellas carga duramente contra el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, por las negociaciones que está realizando para lograr su investidura. Coll -actual portavoz de Vox en el Ayuntamiento de Palma de Mallorca- propone que Sánchez, en virtud del artículo 102 de la Constitución, sea acusado ante la Sala Segunda del Supremo «por traición o cualquier otro delito contra la seguridad del Estado».

Para el exgeneral Fulgencio Coll, de 71 años, el mayor problema de España es «que la conducta de una persona ponga impunemente en peligro la legitimidad institucional del Estado». En su polémico artículo indica que Sánchez «busca una satisfacción personal sin reparar en que el daño institucional es evidente, pues va a negociar una reforma del Estado de contenido y alcance desconocidos con una minoritaria representación para quebrar el orden constitucional. Y ese es un comportamiento que no es legítimo, ni se puede consentir, de un presidente del Gobierno».

Coll alerta de que «España está políticamente enferma desde hace años» y sitúa el origen de la enfermedad en la llegada de José Luis Rodríguez Zapatero a La Moncloa en el 2004, justo el presidente que le nombró en el 2008 jefe del Estado Mayor del Ejército de Tierra.

«Con Rodríguez Zapatero se abrió una época de políticos de segunda generación que confunden la política con la técnica electoral, la frivolidad con algo consustancial a la acción de gobierno, la obsolescencia ideológica como base del pensamiento político y el adanismo como principio de actuación sin poseer experiencia vital».

Fulgencio Coll condena las gestiones del presidente Sánchez con partidos indepedentistas y subraya que «los poderes del Estado» deben rechazar «esta actuación lesiva y proceder a constatar si la conducta del candidato incurre en responsabilidad criminal. Estamos ante un problema de seguridad nacional». El exgeneral, que acusa al líder socialista de «confundir [en Cataluña] una situación de insurgencia organizada con una alteración del orden público», pide a «los partidos constitucionalistas, incluido el PSOE», que no faciliten la investidura de Sánchez.

En su opinión, el líder socialista no debe seguir siendo presidente del Gobierno porque puso «en peligro a los miembros de la seguridad del Estado para no caer en riesgos políticos» -durante los disturbios en Cataluña tras la sentencia del procés- y utiliza «medios y actos de Estado como propaganda electoral».

Uno de los generales candidatos por Vox: «Defiendo la figura militar de Franco. Fue brillante»

La Voz

Fulgencio Coll encabeza la lista de los ultras a la alcaldía de Mallorca

Cuatro generales retirados formarán parte de las listas de Vox en las diferentes elecciones, entre ellos el ex general y ex jefe del Estado Mayor del Ejército de Tierra en la época de Zapatero Fulgencio Coll. Según ha dicho este martes en el programa Herrera en Cope, «la incorporación de un militar -a la política- y más si está retirado es normal en democracias occidentales». En su caso, «la situación delicada de España» lo ha empujado a adoptar esta decisión.

El ex jefe del Estado Mayor del Ejército de Tierra también se ha pronunciado sobre la Declaración de respeto y desagravio a Franco firmada por otros candidatos de Vox como Rosety y Asarta. En este sentido, ha dicho que él no la firmó porque estaba en la reserva, pero sí se ha mostrado a favor del documento.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

El exjefe del Ejército de Tierra fichado por Vox acusa a Pedro Sánchez de «traición»