Amancio Ortega entra en el mundo de las joyas

Zara pone en el mercado una colección de ocho piezas de edición limitada


Redacción

La noticia pasó desapercibida. Como casi siempre ocurre con las cadenas que se agrupan bajo el paraguas de Inditex. Quizá sucede eso porque la discreción es la firma de la casa, incluso en el momento de poner un producto en el mercado y venderlo como si no se quisiese hacer demasiada escandalera, demasiado ruido. El caso es que Inditex, a través de su buque insignia, Zara, ha vuelto a adelantarse a sus competidores con una colección de joyas. Ni las grandes firmas norteamericanas, japonesas o europeas que venden ropa y están en el nivel de la multinacional gallega se han atrevido a zambullirse en este tipo de iniciativa. 

Datos básicos

Anillos, pulsera, pendientes y cadenas. La colección está formada por un total de 8 piezas (anillos, pulsera, pendientes y cadenas), hechas de plata y bañadas por oro de 24 quilates. Se caracterizan por un diseño sobrio y geométrico, que ofrecen una imagen que hay quien califica de sofisticada. Todas las piezas -algunas con circonitas- son talla única, salvo los anillos (disponibles en tamaño S y M).

 

Sus precios no superan los 30 euros como máximo. Parece que la firma fundada por Amancio Ortega quiere democratizar también el mundo de la joyería, y hacerlo asequible a todos sus clientes, que, añadiría yo, no son pocos los que entran en las 7.420 tiendas instaladas en 202 mercados en los que atienden 174.400 empleados. En cualquier caso, la colección de joyería solo está disponible en la página web de Zara. Hay que pinchar en la pestaña «mujer» del menú principal y seguidamente buscar «accesorios» y desde ahí redirigirse a «jewellery limited edition». Como se acaba de indicar, se trata de una edición limitada, y hoy por hoy, la compañía no se prodiga en explicar si continuará o no en el tiempo. Pero todo parece indicar que sí se mantendrá porque hasta el momento ha tenido muy buena acogida en el mercado.

 La corta historia de esta iniciativa surge con una primera colección cápsula que se lanzó hacia finales del mes de septiembre; y hacia el mes de noviembre, acercándose a las fechas navideñas, se hizo visible la segunda, que es la que en este momento se encuentra en el mercado.

En tres líneas (literalmente) en el medio de una abundante documentación aportada con motivo de la presentación de la cuenta de resultados de los nueve primeros meses del ejercicio económico, Inditex habló por primera vez de esta colección, que es íntegramente made in Spain.

  

La iniciativa

¿Quién es el responsable? Siempre que se pregunta en Inditex quién tuvo una idea de éxito o de quién es obra tal o cual diseño, la respuesta es la misma: «De todos. La labor es colectiva». Sea como fuere, y al margen de que indirectamente Amancio Ortega, en la actualidad el mayor accionista de la compañía, y Pablo Isla, presidente, respalden el lanzamiento de la colección de joyas, se sabe que en la decisión tuvo mucho que ver Óscar Pérez Marcote, máximo responsable de Zara. Es en esta cadena donde también se ha integrado Carlos Torretta, esposo de Marta Ortega.

 Otra apuesta

Carlos Torretta y las colonias. Fuentes conocedoras explican que precisamente Torretta estuvo totalmente involucrado con una de las últimas iniciativas del buque insignia de Inditex y que tiene ciertas similitudes a la edición limitada que centra esta crónica. En concreto, Zara anunció en noviembre un impulso a la oferta de cosmética de la marca a través de la colaboración creativa global con la reconocida creadora de fragancias Jo Malone CBE, fundadora de Jo Loves. Estas colonias, que se presentan en tamaños de 100 y 40 mililitros, además de en un perfumador para llevar en el bolso y en un estuche con las ocho fragancias, se venden a través de la web y en tienda.

 El 2020 será clave para la multinacional gallega del textil porque en el 2018 adquirió tres compromisos para el próximo año: vender a través del e-commerce en todo el mundo, la integración plena de tiendas y el canal on-line y la instalación del sistema rfid (identificación del producto a través de la radiofrecuencia) en todas las cadenas.

Ningún analista -ni nacional ni internacional- duda de que estos compromisos se hagan realidad en una compañía que hoy tiene un valor en bolsa que supera los 100.000 millones de euros.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Amancio Ortega entra en el mundo de las joyas