ERC, JxCat y la CUP califican de «golpe de Estado» la inhabilitación de Torra e Iceta critica a la Junta Electoral por hacerlo

Cristian Reino BARCELONA / COLPISA

ACTUALIDAD

Varias decenas de manifestantes saltaron la valla del parque de la Ciudadela para manifestarse frente al Parlamento de Cataluña en apoyo a Torra
Varias decenas de manifestantes saltaron la valla del parque de la Ciudadela para manifestarse frente al Parlamento de Cataluña en apoyo a Torra

Mil radicales fuerzan la verja del parque de la Ciudadela para manifestarse frente a la Cámara autonómica

05 ene 2020 . Actualizado a las 10:19 h.

El Parlamento catalán salió este sábado en defensa del presidente de la Generalitat, inhabilitado el viernes por la tarde por la Junta Electoral, tras su condena por desobediencia por no descolgar la pancarta a favor de los presos. No fue la cuestión de confianza que había anunciado JxCat, pero sí un apoyo cerrado del independentismo a Quim Torra, una escenificación más bien de cara a la galería, pues el secesionismo se ha fracturado con la decisión de ERC de facilitar la investidura de Pedro Sánchez y la legislatura catalana está casi agotada.

La Cámara catalana aprobó, con los votos de JxCat, ERC y la CUP, ratificar como diputado y presidente de la Generalitat a Quim Torra. Y calificó de «golpe de Estado» el intento de la Junta Electoral Central de inhabilitar al dirigente nacionalista, «contraviniendo la voluntad política de los catalanes». El texto denunció además la «existencia de una causa general contra el independentismo» y exigió el «fin de la represión, el reconocimiento del derecho a la autodeterminación del pueblo de Cataluña y la amnistía para los presos».

En su discurso, Torra avisó de que ha llegado la hora de «plantarse». El presidente de la Generalitat advirtió a la Junta Electoral de que «no permitirá» su inhabilitación y de que no acatará la decisión adoptada por el organismo electoral de apartarle como diputado, lo que le obligaría a cesar como jefe del Ejecutivo catalán. Torra reclamó un pleno en el Parlament para reaccionar a su inhabilitación. Amenaza con la desobediencia, pero al mismo tiempo deja la decisión en manos del hemiciclo catalán.