Bolivia quiere llamar a declarar a Errejón, Monedero, Iglesias y Zapatero por los contratos que le facilitó Morales a Podemos

Arturo Murillo, primer ministro boliviano
Arturo Murillo, primer ministro boliviano

redacción / LA VOZ

El ministro de Gobierno de Bolivia, Arturo Murillo, ha anunciado un acuerdo con cargos de Vox para investigar si hubo pagos a Podemos con dinero público boliviano, y pedirá citar en Bolivia a políticos españoles como Pablo Iglesias, Juan Carlos Monedero, José Luis Rodríguez Zapatero, Íñigo Errejón o Baltasar Garzón.

«Hemos coincidido en esta investigación que surgen nexos entre el MAS y políticos españoles [...]. Por ello hemos decidido coordinar esfuerzos [con Vox] para la coordinación de estos casos de obvia malversación de dinero de los bolivianos», ha afirmado Murillo en declaraciones recogidas por la agencia de noticias boliviana ABI.

Murillo ha explicado que pedirá al fiscal general del Estado, Juan Lanchipa, que cite a esas personas «para que los bolivianos podamos tener claridad sobre las condiciones y el origen de flujos de fondos irregulares a estos partidos».

Murillo ha comparecido en rueda de prensa con el diputado de Vox Víctor González Coello de Portugal y el eurodiputado de la formación Hermann Tertsch. «Con la visita de los diputados españoles hemos quedado muy preocupados, al aparecer con el cruce de información claras evidencias de financiación del Gobierno de Evo Morales a partidos extranjeros», ha explicado Murillo.

«Serios indicios»

«Hemos pedido al Gobierno de Bolivia se nos dé el traslado oficial de la información de los resultados de sus investigaciones y declaraciones de testigos claves para poder iniciar en España las acciones legales oportunas a las que esperamos se sume la Fiscalía española», ha apuntado González. Tertsch, por su parte, ha explicado que «hay serios indicios de la existencia de un vínculo importante entre políticos españoles y el partido de Evo Morales». «En ese sentido, vamos a investigar de forma conjunta», ha indicado, informa Europa Press. «Creemos que España le debe en este momento a Bolivia un gesto de desagravio por una situación que se creó ese día 27 que es absolutamente inadmisible», ha señalado en referencia al incidente en el que policías bolivianos impidieron la entrada de dos coches diplomáticos españoles a la residencia de la Embajada mexicana en La Paz. Varios agentes españoles salieron de los coches con la parte inferior del rostro cubierto y presuntamente armados, lo que fue criticado como un «atropello» por el Gobierno boliviano.

Tertsch ha demandado una aclaración seria porque estos hechos afectan gravemente a la «salud democrática» tanto de Bolivia como de España. Además, ha agradecido al Gobierno de la autoproclamada presidenta Jeanine Áñez su recibimiento y ha demandado a España apoyar a Bolivia y su «proceso democrático» con gestos «muy claros».

Comentarios

Bolivia quiere llamar a declarar a Errejón, Monedero, Iglesias y Zapatero por los contratos que le facilitó Morales a Podemos