Las grandes frases del debate de investidura

G. Vázquez REDACCIÓN / LA VOZ

ACTUALIDAD

Aunque todo indica que Pedro Sánchez será investido en segunda votación, la del martes, la tensión y las llamadas a la reflexión han estado presentes en el debate en el Congreso desde el sábado. Entre lo más destacado: desde el «no se va a romper España» de Sánchez, al acuerdo «más radical de la historia democrática» de Casado

05 ene 2020 . Actualizado a las 21:50 h.

Han sido más de 17 horas de intenso debate en el Congreso. De cruce de acusaciones. Del momento de poner las cartas sobre la mesa, a pesar de que este debate de investidura comenzaba con la investidura de Pedro Sánchez ya casi hecha. Eso sí, por la mínima y en segunda votación, la del martes.

La tensión y los reproches han sido constantes durante las dos jornadas de sesión. Pedro Sánchez ha defendido lo útil de su acuerdo al esgrimir que el suyo es el único Gobierno posible. 

La derecha ha usado sus minutos para acusar al candidato de haber traicionado a los electores.

Pedro Sánchez

Desde el primer instante de su intervención, el candidato socialista defendió su acuerdo de investidura y de Gobierno y mantuvo que respondía al mandato de los ciudadanos en los comicios del 10N.

Recordado será su «buenos días. No se va a romper España y nadie va a quebrar la Constitución. Aquí lo que se va a romper es el bloqueo al Gobierno progresista».

Sánchez defendió su alianza con Podemos y ERC como «la mejor solución que puede lograrse» y expuso en varias ocasiones su «ilusión» y el hecho de que Pablo Iglesias y él habían mantenido el contante diálogo y que el próximo Ejecutivo «funcionará como un Gobierno unido».

La otra gran palabra del candidato fue «diálogo». Sobre todo en lo que tiene que ver con el conflicto catalán. «Siento lo que está ocurriendo en Cataluña como un fracaso político. Hay que ver dónde podemos encontrar un punto de equilibrio y resolver esto, si no definitivamente, encontrar un equilibrio. Asumo esa responsabilidad y que tengo limitaciones porque no voy a contar con una oposición leal. Es la desgracia que tenemos en España», aseguró.

A Pablo Iglesias le dedicó el «bien está lo que bien acaba», en referencia a su desencuentro tras las elecciones del mes de abril.

También tuvo buenas palabras para el portavoz de ERC, Gabriel Rufián: «Ha dicho que están dispuestos a trascender la dinámica de bloques y a encontrarse con el diferente».