La fiebre de las rebajas se traslada del escaparate a la red, a golpe de «clic»

Inditex y el Corte Inglés llegaron a agotar artículos en sus webs el mismo día de Reyes


Redacción / La Voz

Las rebajas tradicionales de invierno acaban de comenzar. Pero las promociones y descuentos han sido la tónica general de la mayoría de marcas, establecimientos físicos y plataformas on line mucho antes de Navidad. El sector comercial lo ha notado. Se ha mostrado más proactivo anticipándose a una demanda de los consumidores que hasta ahora solo tenía respuesta en los canales de venta electrónica. Aunque habrá que esperar al balance que las organizaciones comerciales, tanto pymes como gran distribución, realicen al término de la campaña, las cifras podrán certificar que los cambios de hábitos afectan, y mucho, a la evolución del sector textil.

Pero el ritual de las rebajas no ha cambiado. Sí en la apariencia, pero no en las ansias del consumidor por hacerse con el artículo deseado a precio de saldo. Las avalanchas físicas a las puertas de los grandes almacenes cada 7 de enero han desaparecido para convertirse en virtuales, a golpe de clic, con la cesta de la compra llena de productos seleccionados previamente y lista para accionarla justo a la hora de inicio de la campaña.

Los grandes grupos como Inditex y el Corte Inglés inauguran este martes la campaña oficial de rebajas y los dos también se han anticipado en sus portales de venta por Internet. La compañía que preside Marta Álvarez lleva en período de descuentos todo diciembre, pero solo para una determinada selección de artículos o con ventas privadas para clientes con tarjeta del establecimiento. Aunque las puertas de sus grandes centros abren este martes con precios rebajados bajo el lema «Sé que sí», el holding -que hace una discriminación positiva hacia la mujer con descuentos del 50 % en las prendas para ella, mientras que las de hombre se reducen al 40 %- inició las rebajas a las nueve de la mañana del día de Reyes. Más de un millón de artículos de todas las secciones al 50 % hicieron que en pocas horas muchos de ellos agotaran existencias.

Las marcas del grupo Inditex no fueron tan madrugadoras y esperaron hasta la tarde para iniciar el período de rebajas. Lo hicieron incluso escalonadamente. Zara, el buque insignia de la multinacional textil, abría su escaparate virtual a las seis de la tarde para los clientes con la aplicación de la marca instalada en el teléfono móvil. El acceso a través de la web se retrasó hasta las 20 horas. El resto siguió el mismo horario, excepto Massimo Dutti, que abrió una venta anticipada a las cuatro de la tarde. Para sorpresa de muchos de sus clientes, a los pocos minutos de la apertura, una buena parte de sus artículos rebajados hasta el 50 % ya estaban agotados en todas las tallas.

H&M y Mango dieron este año el paso de abrir sus tiendas físicas con sus artículos a precios reducidos hasta la mitad el pasado 2 de enero. La firma catalana no pone fecha a las rebajas, las mantendrá mientras tenga existencias. Las marcas del grupo Tendam, que agrupa a Cortefiel, Pedro del Hierro, Springfield o Woman Secret, abrieron su escaparate virtual el primer día del 2020 y el físico un día después.

Sea como fuere, la carrera por deshacerse del stock de invierno ya está en marcha. Se prolongará al menos durante los dos próximos meses y supondrá un impulso tanto para las ventas como para el empleo.

Las previsiones de consumo per cápita en rebajas varían. Desde la firma Fintech Bnext, basándose en sus estudios de tendencias y gasto con tarjeta, pronostican que los españoles invertirán una media de 206 euros, cuatro veces más que en el 2019. La razón es que parece haberse disipado el fantasma de una nueva crisis económica y que el consumidor le da más alegría a su cartera. ¿Y en qué se empleará? La mayor parte en la moda, entre los jóvenes de 18 a 24 años; a continuación, los viajes, elegidos en la franja de edad de 25 y 34 años; y en tercer lugar, la tecnología, que preferirán los consumidores de entre 35 y 44 años.

Las rebajas repercuten en el empleo tanto en las tiendas físicas como alrededor del comercio electrónico en las plataformas logísticas. En la comunidad gallega, la consultora Adecco estima unos 5.500 puestos de trabajo en este período, mientras que Randstand duplicaba esas previsiones.

Cómo aprovechar los descuentos sin caer en la compra compulsiva 

Una de las claves para que el consumidor aproveche adecuadamente los descuentos es mostrarse disciplinado, evitar las compras compulsivas atraído por la bajada de precios y racionalizar las compras, es decir, adquirir a buen precio lo que en realidad se necesita.

Al margen de las inspecciones que las autoridades (ayuntamientos y comunidades autónomas) realizan en estos períodos para controlar, y en su caso sancionar, si los comercios cometen irregularidades, el consumidor debe ser conocedor de los derechos que le asisten en rebajas. Recortar los precios no significa que se reduzcan también las facultades que amparan al cliente.

Quienes salgan de compras estos días deben tener en cuenta los siguientes consejos que recuerda la OCU. Para evitar caer en una falsa oferta, se debe comprobar que el precio que se paga en enero es más reducido que el más bajo del mes previo al inicio de las rebajas. Y cerciorarse de que la calidad es idéntica: hay que saber diferenciar entre las rebajas y los saldos.

Además, es obligatorio que en la etiqueta del artículo que se adquiera se refleje el precio anterior o el porcentaje de descuento. Asimismo, si cambiaran las condiciones de pago o de devolución con motivo de las rebajas, la tienda debe informar claramente de ello, tanto verbalmente como con cartelería específica, recuerda Enrique García, portavoz de la OCU. Y, ante la ausencia de información visible, «el consumidor inteligente pregunta antes», afirma García.

Estos consejos son aplicables para la compra física y la virtual, recuerdan desde la OCU. En el caso de las devoluciones, los períodos se mantienen inalterables tanto para la compra en los locales comerciales como en Internet. El plazo se establece en catorce días.

Comentarios

La fiebre de las rebajas se traslada del escaparate a la red, a golpe de «clic»