La exministra Delgado renuncia a su escaño tras ser propuesta para la Fiscalía General del Estado

Casado espera que el CGPJ declare no idónea a Delgado para fiscal general


Redacción

La exministra Dolores Delgado ha registrado este jueves en el Congreso su renuncia al escaño de diputada, dos días después de haber sido propuesta por el Gobierno para el cargo de fiscal general del Estado, según confirmaron a Europa Press fuentes socialistas.

Dolores Delgado, que ya fue diputada en la legislatura fallida de 2019, concurrió a las elecciones como número cinco en la lista del PSOE, aunque sin ser militante del partido. En la web institucional del Congreso aún figuraba este jueves como diputada en activo del Grupo Socialista.

Su situación de diputada en ejercicio y miembro del Grupo Socialista del Congreso era uno de los argumentos que alegaban quienes criticaban la designación de la exministra de Justicia como fiscal general. Precisamente hoy está convocada la reunión del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) para estudiar la idoneidad o no de su candidatura.

Casado espera que el CGPJ declare no idónea a Delgado

El líder del PP, Pablo Casado, ha manifestado este jueves que confía en que el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) declare esta tarde que Dolores Delgado «no reúne los requisitos de idoneidad» como fiscal general del Estado porque la legislación le exige una imparcialidad «que no tiene», informa Efe.

En declaraciones a los medios, Casado también ha criticado las declaraciones de Pablo Iglesias sobre la «humillación» de la Justicia europea a los tribunales españoles y le ha instado a entender que «ya no es un tertuliano, sino vicepresidente».

Aunque ha considerado que «lo más grave» en este sentido es que el presidente Pedro Sánchez «le avaló» al sacar el Gobierno un comunicado en respuesta a la recriminación del CGPJ a Iglesias por sus declaraciones, en lugar de «criticarle», que es lo que cree que debería haber hecho.

«Gestos» a ERC para «controlar» el Poder Judicial

La dirección nacional del Partido Popular considera que el nuevo Gobierno de Pedro Sánchez ha empezado a hacer «gestos» a ERC para «controlar» el Poder Judicial, ya que es consciente de que «si no toma la Justicia» no logrará aprobar los Presupuestos Generales del Estado (PGE), según han informado a Europa Press fuentes de la dirección nacional del partido.

En este contexto enmarcan en el PP el nombramiento de la exministra Dolores Delgado como fiscal general del Estado, un puesto clave dado que la Fiscalía tendrá que pronunciarse sobre asuntos como los permisos penitenciarios solicitados por los presos del procés, los terceros graos, las peticiones de indulto o el caso del exjefe de los Mossos José Luis Trapero, entre otras cuestiones.

Iglesias y Rufián: de denostar a Delgado a celebrar que sea fiscala general

Fran Balado

El líder de Podemos y el diputado de ERC cambian sus argumentos respecto a la exministra de Justicia

Hace poco más de un año Pablo Iglesias exigía la cabeza de Dolores Delgado como ministra de Justicia tras salir a la luz unos audios en los que celebraba unas palabras del excomisario Villarejo en las que aseguraba que la «vía vaginal», es decir, la prostitución, era la mejor vía para conseguir información privilegiada. La posición de la formación morada resultó fundamental para que el Congreso votase su reprobación. Pero el secretario general de Podemos se ha convertido en el nuevo vicepresidente del Gobierno, y ahora defiende el nombramiento de Sánchez de la exministra de Justicia como nueva fiscala general del Estado. «Creo que la señora Delgado, como cualquier funcionario público, merece una oportunidad», argumentó en una entrevista en Antena 3.

Seguir leyendo

Comentarios

La exministra Delgado renuncia a su escaño tras ser propuesta para la Fiscalía General del Estado