Otros seis meses, al menos, con los presupuestos de Montoro

Las cuentas del 2018 encadenan tres prórrogas, por lo que son las más longevas de la historia del país

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, coincidió con su antecesor en el cargo, Cristóbal Montoro, en la entrega de un premio a su departamento por la Ley de Contratos del Sector Público
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, coincidió con su antecesor en el cargo, Cristóbal Montoro, en la entrega de un premio a su departamento por la Ley de Contratos del Sector Público EFE

madrid / la voz

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, lo confirmó este lunes: espera tener aprobados los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para el 2020 «antes de que finalice este verano». Es decir, que el Ejecutivo de coalición seguirá funcionando al menos otros seis meses con las cuentas heredadas del PP, las últimas diseñadas por Cristóbal Montoro en el 2018 y que se han convertido en las más longevas de la historia de España. Nunca antes se habían prorrogado más de dos ejercicios y estas suman tres.

Para ponerle fin a tal anomalía, que impide de facto poner en marcha las políticas pactadas entre el PSOE y sus socios de Gobierno, amén del resto de compromisos asumidos con otras formaciones para superar la investidura, el Ministerio de Hacienda puso este martes oficialmente en marcha el engranaje para elaborar los Presupuestos, al publicar en el Boletín Oficial del Estado (BOE) la orden ministerial con las normas que marcarán su confección.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la titular de Hacienda y portavoz del Ejecutivo, María Jesús Montero, señaló que la orden publicada en el BOE es «el pistoletazo de salida» para unos Presupuestos que conjugarán la estabilidad financiera con el reequilibrio del Estado del bienestar tras la crisis

El calendario

El proceso arranca ya, con la petición de prioridades de gasto a los diferentes ministerios -tienen un mes de plazo, hasta el 27 de febrero, para remitir sus propuestas a la Secretaría de Estado de Presupuestos y Gastos-. El segundo paso será Bruselas, donde el Gobierno tendrá que renegociar el objetivo de déficit para conseguir más margen de gasto, aunque Montero no dio pistas sobre las cifras que esperan conseguir.

La siguiente parada será en el Congreso y el Senado, donde se deberán aprobar la senda de estabilidad y el techo de gasto, y solo entonces será cuando el Ejecutivo presente los Presupuestos. La ministra no precisó fechas, pero insistió en que antes tratarán de amarrar los apoyos suficientes que les «aseguren» su tramitación, entre los que esperan contar con ERC, que el año pasado se los tumbó. 

Análisis del impacto de género

Las cuentas del 2020 darán por primera vez «un paso más», según la ministra de Hacienda, ya que incluirán un análisis del impacto de género de los programas de gasto de cada ministerio. Los diferentes departamentos podrán enviarlas hasta el 27 de febrero.

La orden ministerial señala que los futuros presupuestos «reorientarán» el modelo productivo para aprovechar la digitalización y generar empleo de calidad, situando a la vez al país como «referente de la protección de los derechos sociales en Europa». Además de incorporar la perspectiva de género, las nuevas cuentas estarán en línea con los objetivos de la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas.

Comentarios

Otros seis meses, al menos, con los presupuestos de Montoro