El príncipe heredero saudí pirateó el móvil del dueño de Amazon

Un mensaje de WhatsApp enviado en mayo del 2018 por Mohamed bin Salman contenía un código malicioso que permitió obtener información del terminal de Bezos, entre ella pruebas de la infedilidad que le costó su matrimonio

En tan solo 48 horas la vida privada de la persona más rica del mundo pasó a ser de dominio público al revelarse conversaciones de Jeff Bezos con su amante secreta, Lauren Sánchez
En tan solo 48 horas la vida privada de la persona más rica del mundo pasó a ser de dominio público al revelarse conversaciones de Jeff Bezos con su amante secreta, Lauren Sánchez

Nueva Yokr / E. La Voz

 El príncipe heredero de Arabia Saudí, Mohamed bin Salman, y el fundador de Amazon, Jeff Bezos, intercambiaron sus números de teléfono en una cena celebrada en Hollywood en abril del 2018. Poco después, el 1 de mayo, Bin Salman envió un vídeo por WhatsApp al hombre más rico del mundo que incluía un archivo malicioso. En cuestión de horas, una gran cantidad de datos salieron del dispositivo de Bezos en una clara operación de hackeo que se prolongó hasta el mes siguiente. Estas son las conclusiones del informe forense encargado por el equipo de seguridad de Bezos, elaborado por la empresa FTI Consulting, publicadas ayer por el diario The Guardian.

La secuencia de los hechos es tan detallada que ha provocado la intervención de las Naciones Unidas. Dos expertos en derechos humanos solicitaron a Estados Unidos que investigue al príncipe heredero saudí por el presunto espionaje al dueño de Amazon y de The Washington Post, diario para el que trabajaba el periodista saudí Jamal Khashoggi, asesinado el 2 de octubre del 2018 en el Consulado de Arabia Saudí en Estambul.

Las alegaciones apuntan a un esfuerzo por «influir en la información del Washington Post en Arabia Saudí, o silenciarla», según indicaron los relatores de la ONU Agnes Callamard y David Kaye en un comunicado. La embajada saudí en Washington ha tachado las acusaciones de absurdas.

El multimillonario no se dio cuenta del ciberataque hasta finales del 2018 cuando descubrió que el diario sensacionalista National Enquirer tenía información privada suya. Bezos intervino personalmente. En febrero del 2019, acusó al periódico de extorsionarle con unas fotos íntimas de él y su entonces amante, la expresentadora de Fox Lauren Sánchez. En previsión de la que se avecinaba, el fundador de Amazon anunció poco antes su divorcio de su esposa durante 25 años, MacKenzie Bezos.

El empresario sugirió entonces que el presidente Donald Trump o el reino de Arabia Saudí estaban detrás de la filtración. Su propia investigación apunta ahora al segundo.

La exmujer de Jeff Bezos se queda con el 4 % de Amazon: 31.837 millones de euros

La Voz

La empresaria, que fue cofundadora del gigante del comercio electrónico, se convierte en la divorciada más rica del mundo; pero ha tomado la decisión de ceder los derechos de voto de sus acciones a su expareja

Es el divorcio del siglo. MacKenzie Bezos ha cerrado un acuerdo con su todavía esposo, Jeff Bezos, y se quedará con el 25 % de las acciones que el matrimonio tenía en el gigante de comercio electrónico Amazon. Según un comunicado en su perfil de la red social Twitter, la empresaria ha asegurado que ha «finalizado» el proceso de disolución del matrimonio. En virtud del acuerdo al que han llegado ambas partes, MacKenzie ha decidido ceder a Jeff el total de sus intereses en el Washington Post y en Blue Origin. Dado que Jeff Bezos cuenta con 78,81 millones de acciones de Amazon, equivalentes al 16 % de la compañía, MacKenzie pasará a ostentar ahora 19,7 millones de acciones, equivalentes al 4 % de la empresa. Según la cotización de los títulos de este jueves, la nueva participación de MacKenzie Bezos equivale a 35.716 millones de dólares (31.837 millones de euros).

Seguir leyendo

Comentarios

El príncipe heredero saudí pirateó el móvil del dueño de Amazon