Un penique para conmemorar el «brexit»

La ministra de Interior quiere imponer ya en el 2021 la ley que castiga la inmigración no cualificada

El ministro de Economía, Sajid Javid, presentó en Twitter la moneda conmemorativa
El ministro de Economía, Sajid Javid, presentó en Twitter la moneda conmemorativa

LONDRES / e. lA vOZ

A cinco días del brexit, el Gobierno británico presentó una moneda de 50 peniques (55 centavos de euro) para conmemorar la salida de la Unión Europea tras 47 años como Estado miembro. El ministro de Economía, Sajid Javid, presentó ayer la nueva moneda que se pondrá en circulación el próximo viernes, día de la ruptura. La pieza tiene inscrita la fecha del 31 de enero del 2020 y el lema peace, prosperity and friendship with all nations (paz, prosperidad y amistad con todas las naciones). Las autoridades tienen previsto distribuir unas 3 millones de unidades esta semana y otras 7 millones a lo largo de este año.

Esta es la tercera vez que el Gobierno anuncia una moneda para conmemorar el brexit. Las otras dos nunca vieron la luz porque no se materializó la salida del bloque ni el 29 de marzo ni el 31 de octubre pasado, forzando a la Casa de la Moneda a fundir millones de peniques.

El anuncio de las monedas conmemorativas coincidió con la publicación de un mensaje del primer ministro Boris Johnson llamando a los británicos a tener confianza en el futuro. «El viernes marcará un momento importante en la historia del Reino Unido. No importa lo que hayas votado [en el referendo] del 2016, es hora de mirar hacia adelante con confianza hacia el país global y pionero que seremos en la próxima década y superar las divisiones», dijo.

Las palabras optimistas del premier van a contracorriente del mensaje que lanzó la ministra del Interior, Priti Patel, quien aseguró que quiere tener listo el nuevo sistema migratorio en el 2021, con el que espera reprimir la inmigración poco cualificada.

Patel llamó a las empresas a cambiar su forma de trabajar una vez finalice la libre circulación a finales de este año, pues a su juicio se han vuelto «demasiado dependientes» de la mano de obra «barata» de la Unión Europea. La entrada en vigor de la reforma migratoria antes de lo previsto deja menos margen de maniobra a los empresarios para reajustarse.

El anuncio de Pattel se producen días después de que se conociera un informe encargado por el Gobierno al Comité Asesor de Migraciónque, que propone fijar en 30.000 libras anuales (33.000 euros) el salario mínimo para otorgar un permiso de trabajo a un trabajador no cualificado.

Comentarios

Un penique para conmemorar el «brexit»