Cataluña, la comunidad de la inestabilidad: cinco elecciones en una década

Vista del pleno del Parlamento de Cataluña
Vista del pleno del Parlamento de Cataluña

redacción / la voz

Cataluña va camino de entrar en el libro Guinness de los récords con la llamada a las urnas a sus electores. Y es que en los últimos diez años, los catalanes ya han tenido cuatro Parlamentos y cuatro Gobiernos. De ir a elecciones este año, como todo apunta, la comunidad subiría ya la cifra, que pasaría a nueva Cámara y presidente cada dos años.

Toda esta inestabilidad política comenzó en la IX legislatura siendo presidente Artur Mas con CiU. La crisis económica, los recortes que aplicó y la cortina que intentó tapar el escándalo del 3 % (el cobro de comisiones por las obras públicas adjudicadas por el Gobierno de la Generalitat) llevó al hijo político de Jordi Pujol a adelantar las elecciones que deberían ser en el 2014 al 25 de noviembre del 2012. A partir de entonces, el siguiente adelanto, al 2015, lo justificó por convertir los comicios en un plebiscito sobre la «desconexión de España». El anticipo del 2017, por su parte, vino dado por la intervención de la autonomía a través del artículo 155 de la Constitución y la convocatoria electoral «cuanto antes» había dicho Rajoy.

Además del coste económico de las cuatro elecciones autonómicas celebradas entre el 2010 y el 2017, más de cien millones de euros, las formaciones independentistas, pese a ser mayoritarias en el Parlamento catalán, vienen sufriendo un declive precisamente desde el comienzo de la década. En el 2010, CiU y ERC sumaban 72 escaños; en el 2012, 71; y en el 2015 que acudieron juntos en la coalición JxSí, 62. En diciembre del 2017, tras el otoño caliente por el desafío al Estado, y ya con Carles Puigdemont huido de la Justicia, Esquerra no quiso renovar la alianza con su otrora socio. La suma de los escaños (JxCat, 34 y ERC, 32) no fue muy distinta, pero sí fue relevante que los de Oriol Junqueras obtuviesen 32 escaños después de que en las últimas elecciones a las que acudieron en solitario no pasasen de 21. En cambio, los 34 del expresidente posconvergente no dejó de ser una derrota cuando en el 2010 y 2012 habían tenido 62 y 50 respectivamente. Además, el otro gran hito del 2017 fue que por primera vez un partido no independentista, Ciudadanos, venció con 36 escaños. Otra historia es que no supiese rentabilizarlos.

Comentarios

Cataluña, la comunidad de la inestabilidad: cinco elecciones en una década