Los críticos de Ciudadanos rechazan los pactos que Arrimadas plantea ahora con el PP

Francisco Igea y Luis Garicano abanderan las críticas en plena precampaña para elegir al sucesor de Rivera

Inés Arrimadas, portavoz de Ciudadanos
Inés Arrimadas, portavoz de Ciudadanos

REDACCIÓN

Inés Arrimadas tiene un problema para sacar adelante su plan de acelerar una confluencia electoral con el PP en Cataluña, el País Vasco y Galicia. Al margen de la frontal oposición de Alberto Núñez Feijoo a crear una alianza con los naranjas, Arrimadas también se ha encontrado con una fuerte contestación interna a la propuesta que ha ido desgranando a lo largo de la última semana: el sector de los críticos rechaza un pacto que temen que acabe con los populares fagocitando a su partido.

Arrimadas plantea organizar «una reunión extraordinaria» de los órganos de dirección de Ciudadanos, que se encuentran todos ellos en funciones tras la dimisión de Albert Rivera después del fracaso en las elecciones del 10N. El problema es que la cara más visible de Ciudadanos no es más que una militante de base.

Por decisión propia, la actual portavoz en el Congreso decidió quedarse al margen de la gestora del partido naranja para poder presentarse a las primarias del partido.Y su propuesta ha encendido los ánimos de los críticos, que entienden que la iniciativa de Arrimadas supone un viraje completo en la línea estratégica marcada por Albert Rivera.

A la cabeza de los disconformes se ha puesto una vez más Francisco Igea, portavoz de Cs en Castilla y León y vicepresidente de ese gobierno autonómico. «Existe una ponencia de estrategia redactada para esta próxima asamblea. Si alguien pretende cambiarla lo lógico es que presente una enmienda y se debata en este proceso», escribió en sus redes sociales el que se perfila como único rival de Arrimadas en las primarias para suceder a Rivera.

Igea no es nuevo en contrariar a la dirección. Logró ser candidato de Ciudadanos en Castilla y León tras denunciar un pucherazo, que luego se demostró como cierto, en las primarias de esa comunidad en las que la dirección del partido pretendía imponer como candidata a Silvia Clemente, una ex del PP fichada a bombo y platillo por la dirección nacional.

En aquella contienda, Igea estuvo arropado, entre otros muchos, por Luis Garicano, que tampoco se encuentra demasiado cómodo con la estrategia de Arrimadas y que es uno de los pocos críticos que se mantiene en la dirección del partido tras la salida de los disconformes por la negativa de Rivera a negociar una posible coalición con el PSOE tras las elecciones de abril mientras se apostaba de forma casi única por alianzas con el PP en toda España.

La postura de Igea ha encontrado eco en las redes sociales y en los foros de comunicación interna del partido, donde se entiende la apuesta de Arrimadas como una enmienda a la totalidad a la hoja de ruta de Albert Rivera tras las elecciones del pasado mes de abril. Entonces, defendió el «no es no» tanto a la firma de un pacto con el PSOE como a concurrir de forma conjunta con el PP, que esgrimía estudios demoscópicos que apuntaban a la posibilidad de sobrepasar a la teórica suma del PSOE y Unidas Podemos.

Arrimadas, en aquellos momentos, secundó la posición de Rivera. Y eso es lo que le recuerdan otros líderes del partido naranja, como Albert Espinosa, diputado en Cataluña, donde colaboró con la actual portavoz en el Congreso cuando ejercía como jefa de la oposición. Espinosa no ocultó que le parece «un error» la posibilidad de que Ciudadanos se presente con el PP en algunas comunidades. «Además nos ha cogido de sorpresa, nos hemos tenido que enterar por la prensa. Me parece que Ciudadanos inició su singladura como partido precisamente con una vocación de proyecto diferenciado que compitiera con los otros», manifestó el pasado viernes en la presentación de la plataforma CsEresTú con la que Igea pretende competir con Arrimadas en las primarias internas del partido naranja el próximo mes de marzo.

El principal soporte de los críticos con Arrimadas se encuentra en el sector más socialdemócrata del partido, el procedente de UPyD, como el asturiano Ignacio Prendes, que esperan que el nuevo plan de la portavoz en el Congreso les lance en la competición interna por el liderazgo defendiendo una línea propia para Ciudadanos.

Feijoo marca territorio frente a Casado e insiste en que Ciudadanos puede integrarse en su lista en Galicia, pero sin alianzas

LA VOZ

El presidente gallego apela a la fortaleza de la marca del PPdeG y a la irrelevancia de los de Arrimadas en la Comunidad

La estrategia marcada por la dirección nacional del PP de acelerar el proceso de reconstrucción de un espacio único del centroderecha en España mediante la formación de listas conjuntas con Ciudadanos no acaba de cuajar en Galicia. El cambio de estrategia de Inés Arrimadas, que no será confirmada como responsable de la formación naranja hasta el próximo mes de marzo, abriendo la puerta a la creación de candidaturas conjuntas en Cataluña, País Vasco y Galicia, tropieza con la firme negativa de Alberto Núñez Feijoo a ceder a esa alianza en su Comunidad.

Seguir leyendo

Comentarios

Los críticos de Ciudadanos rechazan los pactos que Arrimadas plantea ahora con el PP