La alcaldesa de Vic, de JxCat, asegura que los catalanes poseen «rasgos físicos» especiales

La Generalitat avala el plan que anima a usar el catalán con quien «parezca» extranjero

;
Nueva polémica con el catalán La alcaldesa de Vic pide a los catalanes autóctonos que no hablen en castellano a los que no parezcan catalanes

Redacción

No fue un lapsus. La alcaldesa de Vic, Anna Erra, diputada autonómica por JxCat, estaba leyendo en una tableta el texto de su intervención ante el Pleno del Parlamento catalán. Se trataba de una pregunta dirigida al Gobierno de la Generalitat con la que la política secesionista solicitaba apoyo a una campaña llamada «No me cambies la lengua» para que los catalanohablantes no se pasen al castellano cuando ven que su interlocutor no entiende el catalán.

Fue entonces cuando surgió la polémica. Los gestos de asombro del portavoz del PP en la Cámara regional, Alejandro Fernández, que ocupa el escaño situado justo detrás del de la alcaldesa separatista, alertaban sobre la gravedad del discurso de Erra.

Fiel al guion de su líder de filas, Quim Torra, que ha afirmado en varias ocasiones que los españoles tienen una tara genética que los diferencia de los catalanes, Anna Erra fue un paso más allá y señaló en su interpelación las diferencias que, en su opinión, existen entre «catalanes autóctonos» y aquellos cuyo «acento», «nombre» o «rasgos físicos» delatan que «no han nacido en Cataluña».

«Tenemos que concienciar a los catalanes autóctonos que hayan nacido fuera que deben aprender catalán y poner fin a la costumbre, muy presente en determinadas zonas del país, de hablar en castellano a cualquier persona que por su aspecto físico o por su nombre no parezca catalana».

El presidente del Parlamento catalán, Roger Torrent (ERC), no solo no afeó a Erra el contenido de su discurso, sino que mandó callar a los parlamentarios que, en un creciente murmullo, mostraban su estupefacción por la caracterización de los «rasgos físicos» que, según su criterio, poseen los catalanes.

La alcaldesa de Vic tampoco enmendó su peculiar teoría y animó una vez más a los catalanohablantes «para que no cambien la lengua cuando creen, por el acento o por los rasgos físicos, que su interlocutor no ha nacido en Cataluña».

La consellera de Cultura de la Generalitat, Mariàgenla Vilallonga, lo explicó así, en respuesta a una interpelación de la diputada de su mismo grupo, JxCat, Anna Erra, que la animaba a reafirmar el valor del plan, presentado el pasado mes de septiembre.«Será difícil que el catalán crezca si siempre hablamos en castellano con quien por su aspecto no parece catalán», ha afirmado Erra.

Vilallonga dijo que valoraba «muy positivamente» la campaña y destacó que «es importante que las personas recién llegadas se sumen al catalán, que es una lengua de acogida y hermanamiento», añadió la consellera.

Comentarios

La alcaldesa de Vic, de JxCat, asegura que los catalanes poseen «rasgos físicos» especiales