10.000 pasos al día no son suficientes para no engordar

Un estudio demuestra que aunque puede tener beneficios emocionales y de salud, el ejercicio por sí solo no ayuda a mantener el peso


No hay mal que por bien no venga, y caminar nunca está de más. Ahora bien, un estudio estadounidense concluye que andar 10.000 pasos al día no es suficiente para prevenir el aumento de peso. Los investigadores estudiaron a 120 alumnos de primer año durante los seis primeros meses de universidad mientras participaban en un experimento de conteo de pasos. Los jóvenes caminaron 10.000, 12.500 o 15.000 pasos al día, seis días a la semana durante 24 semanas, a la vez que se registra su ingesta calórica y su peso. Al final del estudio, llevado a cabo por la Universidad de Btigham Young, los del grupo de 10.000 tenían un promedio de 11.066 pasos; los de 12.500, tenían un promedio de 13.638 pasos; y los de 15.000, tenían un promedio de 14.557. El objetivo era evaluar si al superar progresivamente los pasos recomendados (10.000) en un 25 % se minimizaría el aumento de peso y grasa. Los resultados concluyeron que no importaba si los estudiantes caminaban más de 15.000 pasos, porque aun así ganaban peso. Concretamente ganaron alrededor de 1,5 kilos, una cifra dentro de la media porque, según otras investigaciones, durante el primer año de carrera se coger entre 1 y 4 kilos. 

«El ejercicio por sí solo no siempre es la forma más efectiva de perder peso. Si se siguen los pasos, podría tener un beneficio en el aumento de la actividad física, pero nuestro estudio demostró que no se traducirá en el mantenimiento del peso o en la prevención del aumento de peso», explica el autor principal de la investigación, Bruce Bailey.

Y aunque el peso no se vio afectado, el aumento de pasos sí que produjo un impacto positivo en los patrones de actividad física, que podrían tener otros beneficios emocionales y de salud. 

Comentarios

10.000 pasos al día no son suficientes para no engordar