Asociaciones judías exigen a Ponsatí que se retracte tras comparar la democracia española con el nazismo

Acusan a la exconsejera de la Generalitat y prófuga de la Justicia de «trivializar el Holocausto» e «instrumentalizar el genocidio» de seis millones de personas

La exconsejera de la Generalitat y prófuga de la Justicia Clara Ponsatí, con su credencial de eurodiputada
La exconsejera de la Generalitat y prófuga de la Justicia Clara Ponsatí, con su credencial de eurodiputada

Clara Ponsatí es una de las exconsejeras de la Generalitat que, en octubre del 2017, tras la proclamación de la declaración unilateral de independencia de Cataluña por parte de las instituciones autonómicas, puso pies en polvorosa. No quiso afrontar las consecuencias penales de sus actos y decidió recluirse en Escocia para evitar el juicio del Tribunal Supremo por el que nueve de sus compañeros de aventuras secesionistas han acabado en prisión. Ponsatí, prófuga de la Justicia española desde el 2017, se ha convertido ahora en eurodiputada gracias al movimiento de escaños que ha supuesto la consumación del brexit y la salida de los parlamentarios británicos del hemiciclo de Estrasburgo. Mientras se resuelve el suplicatorio tramitado por el Tribunal Supremo ante la Eurocámara, Ponsatí utiliza el altavoz que le proporciona Estrasburgo para arremeter contra la democracia española. A juicio de Ponsatí, España no ha progresado apenas desde los Reyes Católicos. Y, en su peculiar concepción de la historia, Isabel de Castilla y Fernando de Aragón serían unos simples predecesores de Adolf Hitler.

 El día 12, Clara Ponsatí debutó en el Parlamento Europeo. Y no quiso que este estreno pasase desapercibido. En esta primera intervención ante la Cámara, Ponsatí aseguró que la expulsión de los judíos de España en 1492 fue «uno de los crímenes más graves contra el pueblo judío». «Este primer episodio de antisemitismo de Estado fue admirado por Hitler, que lo trató de superar y que ahora es un hito en el historial español de intolerancia», añadió.

«Hoy esta intolerancia adopta la forma de desprecio ante los derechos de la minoría catalana, en un contexto de indulgencia ante la apología fascista», apuntó la prófuga de la Justicia, para luego augurar que, en su opinión, este problema «no se va a solucionar «mientras los jueces sigan utilizando las leyes para perseguir docentes catalanes que critican la violencia de la Guardia Civil».

Reacción de las asociaciones judías

La banalización y trivialización del Holocausto no gusta a las asociaciones judías, que consideran que el exterminio de seis millones de personas no es un asunto con el que se pueda jugar a las analogías. Por eso, tras la polémica intervención de Ponsatí en Estrasburgo, han exigido a la eurodiputada que rectifique. El Trasatlantic Institute, con sede en Bruselas, pidió a través de su cuenta de Twitter a Ponsatí que «se retracte de su inaceptable observación».

«Durante un debate sobre antisemitismo en el Parlamento Europeo, usted, Clara Ponsatí, eligió trivializar el Holocausto e instrumentalizar el genocidio de seis millones de judíos para promover una agenda política sin relación alguna con esta cuestión. Por favor, retráctese de este comentario inaceptable», reza el tuit del instituto.

El Atlantic Institute es la delegacion ante la Unión Europea del poderoso American Jewish Committee, una organización dedicada a defender los intereses de Israel y a «promover los derechos humanos y los valores democráticos en todo el mundo».

Comentarios

Asociaciones judías exigen a Ponsatí que se retracte tras comparar la democracia española con el nazismo