Mujer y del sector servicios, principal afectada del despido por baja

Los sindicatos alertan de que tiene un mayor impacto en aquellos trabajadores más vulnerables, como son las empleadas en empresas de servicios y dedicadas a «contact center» o dependencia


madrid / Efe

Mujer, del sector servicios y de edad avanzada es el perfil principal de las personas afectadas por la aplicación de un artículo del Estatuto de los Trabajadores que permite el despido por encadenar bajas por enfermedad y que el Gobierno prevé derogar en el Consejo de Ministros del martes.

Se hará a través de un decreto ley que borrará el artículo 52.d del Estatuto de los Trabajadores, un apartado que existe desde que se aprobó la norma en 1980, aunque fue modificado en las reformas laborales del 2010 y del 2012 para facilitar el uso de este tipo de despido objetivo ligado al absentismo. El artículo 52.d avala el despido objetivo «por faltas de asistencia al trabajo, aun justificadas pero intermitentes, que alcancen el 20 % de las jornadas hábiles en dos meses consecutivos, siempre que el total de faltas de asistencia en los doce meses anteriores alcance el 5 % de las jornadas hábiles, o el 25 % en cuatro meses discontinuos dentro de un período de doce meses».

Aunque la posibilidad de despedir por faltas de asistencia al trabajo ha estado vigente desde 1980, fue la sentencia del pasado octubre del Tribunal Constitucional -que rechazó un recurso de inconstitucionalidad contra este precepto- lo que hizo movilizarse a los sindicatos. CC. OO. y UGT aseguran que permite el despido de personas «cuyo único delito es tener una enfermedad, una baja justificada por un médico».

Además, alertan de que estaban detectando un «efecto llamada» en los empresarios que comenzaban a acogerse a esta posibilidad para hacer despidos, avalados por la sentencia.

Tal y como explicó la secretaria confederal de UGT Isabel Araque se trata de un artículo que impacta más sobre aquellos trabajadores más vulnerables, como son las mujeres principalmente, empleadas en empresas de servicios y dedicadas a contact center, dependencia, limpieza o cadenas de producción en línea.

Coinciden en estas personas la repetición rutinaria de movimientos, lo que les provoca lesiones músculo-esqueléticas que derivan en bajas por enfermedad, un extremo en el que coincide el secretario de Salud Laboral de CC. OO., Pedro Linares.

Solo en las empresas de limpieza, el absentismo laboral ha aumentado un 91 % en los últimos cinco años, pasando de 14.136 trabajadores en el 2013 a 27.107 del 2018, según datos de la patronal del sector Aspel.

Comentarios

Mujer y del sector servicios, principal afectada del despido por baja