Pablo Casado impone la coalición con Cs a Alonso, quien no dimitirá pese a la presión

Francisco Balado MADRID / LA VOZ

ACTUALIDAD

BENITO ORDÓÑEZ

La alianza garantiza al partido naranja dos segundos puestos en las listas vascas

21 feb 2020 . Actualizado a las 21:35 h.

PP y Cs concurrirán a las elecciones del próximo 5 de abril en el País Vasco de la mano mediante una coalición bautizada como PP+Cs tras el acuerdo sellado este viernes entre la dirección nacional de los populares y la gestora que lleva las riendas del partido naranja desde la marcha de Albert Rivera.

La coalición fue registrada el viernes ante la Junta Electoral en el último día de plazo pese al rechazo del presidente del PP del País Vasco, Alfonso Alonso, quien sí aceptaba un pacto con Ciudadanos, pero no en los términos en los que finalmente se produjo. El exministro de Sanidad y exalcalde de Vitoria entiende que la formación de Inés Arrimadas está sobrerrepresentada en el acuerdo en las posiciones de salida, en especial tras habérsele concedido los segundos puestos en las listas electorales en las circunscripciones de Álava y Vizcaya, según airearon desde ambas formaciones. «Es inasumible, no guarda relación con la realidad de cada partido aquí», denunciaron desde el PP vasco. Hasta la fecha, Cs nunca había contado con un solo diputado autonómico ni nacional en las tres provincias.

Alonso fue citado por la dirección nacional del PP para que se presentase en Madrid para rubricar un acuerdo negociado directamente entre las direcciones nacionales de los dos partidos, pero decidió no acudir al encuentro en señal de protesta. Desde Génova apuntan que dejó de contestar al teléfono.