El efecto llamada de Teruel Existe

La extensión del fenómeno turolense a otras provincias puede llevar a una cantonalización del modelo político

Tomás Guitarte, único diputado de Teruel Existe en el Congreso
Tomás Guitarte, único diputado de Teruel Existe en el Congreso

El éxito de Teruel Existe, cuyo único diputado fue decisivo para la investidura de Pedro Sánchez a cambio de beneficios para esta provincia, puede tener un efecto llamada que expanda este fenómeno a otras de la España vacía, que se sienten preteridas y discriminadas, lo que provocaría una mayor fragmentación del voto. Plataformas como Soria Ya, Viriatos Plataforma Ciudadana, La Otra Guadalajara o Cuenca Ahora podrían seguir esa senda. En León el movimiento por la autonomía crece y en Málaga existe ya una agrupación, Autonomía Málaga, que la reivindica.

¿A qué se debe el surgimiento de Teruel Existe y otros movimientos de este tipo?

«Surgen porque uno de los mensajes más básicos que funcionan es el de pertenencia de grupo, máxime cuando este se ve discriminado o atacado», señala Santiago Martínez. «Se trata de movimientos de corte regionalista-localista que cuajan gracias al movimiento demográfico negativo de estas regiones y al sucesivo abandono en inversiones por parte del Estado», explica. «Son banderas fácilmente defendibles porque su mensaje es sencillo y coherente con el contexto que el elector vive», concluye.

«Estamos asistiendo a una fragmentación de la oferta política, producida por un efecto en la polarización de la demanda», afirma Verónica Fumanal. «Lo vemos en todos los ámbitos, desde las marcas de ropa hasta los medios de comunicación, cada vez las audiencias y los consumidores piden productos más específicos que se ajusten exactamente a sus necesidades», asegura. «En el mundo de la política no es diferente, cuando además vemos como las necesidades específicas de un territorio como León son radicalmente diferentes a las que pueden tener Madrid o Barcelona una vez que se han asumido unos mínimos del Estado del bienestar como en nuestro país», sostiene.

¿Pueden proliferar estos partidos?

«Es esperable que proliferen nuevas ofertas políticas territorializadas, en una especie de cantonalización, porque es cierto que cuanto más pegada está a las demandas del territorio con más acierto y exactitud responderán a unas necesidades específicas», afirma Fumanal. «De ahí a pensar que van a poder cumplir con todas sus promesas electorales va un abismo», puntualiza. «Los lugares más susceptibles de aparición de estas nuevas formaciones políticas son aquellos donde hay pocos habitantes en comparación con las grandes circunscripciones, porque es más barato tener un diputado y porque suelen ser las que se sienten más menospreciadas por la agenda política de los partidos nacionales», añade.

«Es probable que en las próximas generales se mantengan pero veo difícil que proliferen más porque el arco político es denso y está ya muy comprimido. En las autonómicas tienen más fácil traducir los votos en poder político», sostiene Martínez. «Quedan aún lejos las próximas elecciones generales como para saber si serán flor de un día o una tendencia que se pueda consolidar», asegura Barrera. «La excesiva fragmentación política puede llegar a verse por los ciudadanos como un problema de tal forma que regrese el voto útil a las opciones mayoritarias», pronostica.

¿Qué consecuencias puede tener?

«Podemos ir a una cantonalización de la oferta política, pero no es nada que no haya sucedido ya con otros ámbitos de consumo o de preferencia de la audiencia, como por ejemplo los medios de comunicación», señala Fumanal. «Todo depende de a qué ámbitos nos estemos refiriendo», matiza Barrera. «Las candidaturas más localistas tienen más sentido para las elecciones de mayor proximidad como las locales y autonómicas; en las generales, pese a la irrupción de Teruel Existe, parece más difícil que se consoliden si los principales problemas del país se sitúan en otra esfera más general», añade.

«La realidad es que España es una estado prácticamente federal en muchos aspectos y es lógico que el sistema provoque la aparición de estos partidos cuando es el Congreso el que ejerce de cámara territorial en vez del Senado», asegura Martínez. «Urge una reforma del Senado o de lo contrario seguiremos con esta disfunción que provocará en muchos electores un hastío hacia la política», concluye.

La España vaciada, Cataluña y la «desruralización» facilitan el mensaje de agravio

 

Los expertos consideran que no se puede atribuir solo a los dos grandes partidos que han gobernado España, PP y PSOE, el surgimiento de estos movimientos, sino también a factores que tienen que ver con la España vaciada o la «desruralización» causados principalmente por la globalización de los mercados. También influye el conflicto en Cataluña, que facilita que cale el mensaje del agravio.

¿Son responsables los dos partidos que han gobernado, PP y PSOE?

«No creo que se pueda atribuir únicamente a los partidos políticos grandes la responsabilidad de no haber cubierto todas las demandas de los diversos territorios. Los recursos son limitados por definición y las prioridades políticas marcan precisamente eso, una agenda política, y por lo tanto hay cuestiones que se priorizan sobre otras», sostiene Fumanal, presidenta de la Asociación de Comunicación Política. «Culpar a los grandes partidos sería simplificar en exceso un problema más complejo, porque estos llamémosles localismos han encontrado eco también en la opinión pública por temas más transversales como la España vaciada o la ‘desruralización’, frutos a su vez de la globalización de los mercados», señala Carlos Barrera, profesor de Medios de Comunicación y Política en la España Reciente.

¿Influye la situación en Cataluña?

«No creo que estos movimientos nazcan únicamente por lo ocurrido en Cataluña, pero sí es cierto que el tema catalán puede suponer un contraste que facilita el mensaje de agravio», opina Martínez, consultor en comunicación estratégica.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

El efecto llamada de Teruel Existe