La Generalitat usa la mesa de diálogo para buscar apoyo internacional

Mercedes Lodeiro REDACCIÓN / LA VOZ

ACTUALIDAD

El ya exconsejero de Acción Exterior de la Generalitat, Alfred Bosch, de ERC
El ya exconsejero de Acción Exterior de la Generalitat, Alfred Bosch, de ERC David Zorrakino | EUROPA PRESS

Los independentistas intentan ser reconocidos en otros países como interlocutores

02 mar 2020 . Actualizado a las 22:01 h.

A río revuelto, ganancia de pescadores. Cada uno de los actores de la mesa de diálogo abierta entre el Gobierno de Pedro Sánchez y el de la Generalitat intentan vender para qué sirve. El presidente del Ejecutivo ofrece negociar a cambio de apoyos (investidura... Presupuestos) y el sector de ERC de la Generalitat busca promocionar en el extranjero su causa para dar a entender que es un acierto su iniciativa y, al mismo tiempo, rebatirle a Carles Puigdemont sus críticas a ese foro. En medio se ha quedado una noqueada JxCat.

Así, la Generalitat ha enviado a la quincena de delegaciones que tiene en otros países el documento acordado en la mesa de diálogo celebrada en el pasado miércoles para que lo hagan llegar a las cancillerías y que los Gobiernos de esos países conozcan que el Ejecutivo español y el catalán han reconocido que hay un problema político entre Cataluña y España y que requiere de una solución política. Los delegados de las misiones catalanas en el exterior también harán llegar el documento a los medios de comunicación y a los parlamentarios de esos países.

En la misiva, el consejero de Acción Exterior de la Generalitat, Alfred Bosch (ERC), recuerda a los destinatarios las reclamaciones de los independentistas: el fin de lo que entienden como represión y un proceso de autodeterminación. Pero, sobre todo, según declaraciones del propio Bosch, la intención es que los Gobiernos extranjeros que decían que el conflicto catalán era un asunto interno español vean, según él, que desde la constitución de la mesa de diálogo la Generalitat se ha convertido en un interlocutor con los Estados extranjeros.