Anne Hidalgo abre la campaña electoral en compañía de Lula da Silva

El expresidente brasileño está de gira europea para proclamar su inocencia


París / E. La Voz

La campaña para las elecciones municipales francesas comenzó oficialmente ayer. La alcaldesa de París, la malagueña Anne Hidalgo, ofreció su primer mitin con unos invitados especiales: el antiguo presidente brasileño, Luis Ignacio Lula da Silva, y su sucesora en el cargo, Dilma Rousseff. Lula da Silva ha iniciado una gira europea, que le llevará también a Berlín y Ginebra, para intentar convencer de que «una banda quiere hacerme pasar por un jefe mafioso», como ha declarado en el diario suizo Le Temps, y probar que es víctima de la parcialidad de ciertos jueces de su país.

Da Silva fue condenado a 17 años de prisión por un caso de corrupción, pero permanece en libertad provisional hasta que no agote todos los recursos judiciales. Antes de asistir al mitin, Lula da Silva recibió de manos de Anne Hidalgo el diploma que le acredita la ciudadanía de honor de la ciudad de París, que fue aprobada en consejo municipal en el mes de octubre, cuando él se encontraba todavía en la cárcel. Le fue concedida «por su trabajo de defensa de los derechos humanos», según indica el Ayuntamiento, «mientras que los derechos cívicos y políticos del antiguo presidente de Brasil, especialmente comprometido en la lucha contra las desigualdades sociales, eran burlados».

Lula da Silva ha aprovechado para visitar a diversas personalidades de la izquierda, que han colgado en las redes sociales estos encuentros. Desde el antiguo presidente de la República François Hollande, al líder de la Francia Insumisa, Jean-Luc Mélenchon; el actual dirigente de los socialistas, Olivier Faure; o los comunistas Fabien Roussel y Laurence Cohen.

Marcar distancias

Para Anne Hidalgo, la presencia de Lula da Silva como invitado en el mitin de ayer es una forma de marcar distancias con la candidata de La República en Marcha, de perfil menos liberal que Bertrand Griveaux, al que sustituyó hace una semana tras la dimisión de este, y recuperar al elector desencantado con los socialistas. La alcaldesa parisina necesita ese empujón, porque las encuestas dicen que el 57 % de parisinos no están satisfechos con su balance. Un sondeo publicado ayer coloca en cabeza a su rival, Rachida Dati, con un 25 % de intención de voto, mientras que ella, que hasta ahora lideraba las encuestas, pasa por debajo con 24 %, seguida de Agnès Buzyn (18,5 %) y Cédric Villani, candidatura disidente de La República en Marcha (10,5 %).

Aún así, el hecho de que exista una segunda vuelta en las elecciones una semana más tarde, el 22 de marzo, permitiría a Hidalgo terminar la primera si presenta una lista de unión con los ecologistas (37 %), pero si los Verdes deciden mantener su candidato, en ese caso sería la lista de Rachida Dati la que obtendría mayor porcentaje de votos, 33,5 %.

Comentarios

Anne Hidalgo abre la campaña electoral en compañía de Lula da Silva