Aplazado el juicio de la trama Gürtel al ser hospitalizado Correa por una hernia inguinal

Como Correa había manifestado su intención de declarar y que tiene derecho a estar presente durante las declaraciones de los demás acusados, la vista debe ser aplazada


Redacción

La Audiencia Nacional ha aplazado este miércoles hasta mañana el juicio de la pieza del caso Gürtel sobre supuestos contratos irregulares con motivo de la visita del papa Benedicto XVI a Valencia en el 2006 al tener que ser hospitalizado el cabecilla de la trama, Francisco Correa, por una hernia inguinal.

Francisco Correa había manifestado ayer al tribunal su intención de declarar aunque inicialmente no iba a hacerlo pero tras ser conducido hoy desde la cárcel a la sede de la Audiencia Nacional en San Fernando de Henares (Madrid) se ha determinado que sufre una hernia inguinal.

El presidente de la Sala, José Antonio Mora, ha comunicado que el tribunal ha constatado en la sede judicial que Correa sufre «un problema de salud que determina que debe ser trasladado al hospital para valorar su situación» y ha añadido: «Lo hemos visto en situación de urgencia vital».

Ha añadido que como Correa había manifestado su intención de declarar y que tiene derecho a estar presente durante las declaraciones de los demás acusados la vista debe ser aplazada.

El magistrado ha indicado que si no hay más contratiempos el juicio seguiría mañana jueves y si Correa no declara la vista se reanudaría con la declaración de otro acusado, el ex director general de la Policía y expresidente de las Cortes Valencianas, Juan Cotino, informa Efe.

La Audiencia Nacional juzga en esta pieza de Gürtel, la trama de corrupción vinculada al PP, a 23 acusados, entre ellos el ex director general de Radiotelevisión Valenciana (RTVV) Pedro García Jimeno.

Igualmente vuelven a comparecer en un nuevo juicio de Gürtel los integrantes de la cúpula de la trama, su líder, Francisco Correa; su número dos, Pablo Crespo, y el responsable de la red en Valencia, Álvaro Pérez, el Bigotes, los tres ya en prisión al estar cumpliendo condenas por otras piezas del caso.

Las fiscales estiman que utilizando gestiones realizadas por Juan Cotino, que entonces era consejero de Agricultura, los acusados consiguieron que fueran adjudicados al grupo de Correa contratos para la instalación en las calles de Valencia de pantallas y sonido por 7.493.600 euros y que se hiciera cargo del gasto la RTVV, con unos sobrecostes que les aseguraban repartirse beneficios.

Así se repartieron supuestamente 3.387.197 euros de dinero público entre Pedro García Gimeno, Francisco Correa, Pablo Crespo, Álvaro Pérez y el también acusado José Ramón Blanco Balín, que llevaba la contabilidad y la fiscalidad de Orange Market, la empresa de la trama en Valencia. Por su parte, según la Fiscalía, Juan Cotino, recibió de las empresas del grupo Correa como regalo un chaquetón valorado en 375 euros.

Comentarios

Aplazado el juicio de la trama Gürtel al ser hospitalizado Correa por una hernia inguinal