Las aglomeraciones que esparcieron el virus

Madrid reunió a más de 300.000 personas en actos multitudinarios en los días de más contagios


Redacción / La Voz

Unas 120.000 personas en manifestaciones, varios miles más en acontecimientos deportivos y otras tantas en espectáculos culturales o folclóricos abarrotaron Madrid en los días en los que, como reconoció finalmente el ministro de Sanidad, se produjo ese «contagio importante» que convirtió a la capital española en el principal foco de propagación del coronavirus por todo el territorio estatal. Según Salvador Illa, fue en los últimos días de febrero y los primeros de marzo cuando en la comunidad de Madrid se infectó una buena parte de la población que después, primero a cuentagotas y ahora ya con cifras difíciles de asimilar, colapsó los servicios sanitarios y paralizó la siempre bulliciosa ciudad.

Motivos se le dieron al coronavirus para que se esparciera, aunque Illa no haya hecho autocrítica sobre la permisividad de las autoridades estatales y autonómicas en torno a la cantidad de eventos que en esas fechas reunieron en la capital a más de 300.000 personas apiñadas en acontecimientos multitudinarios. El principal, y el más criticado por la oposición, las manifestaciones del 8M que se repitieron por toda España, pero que en Madrid concentraron a 120.000 personas, entre las que se encontraban miembros del Gobierno que luego resultaron contagiados, como la ministra Irene Montero o la vicepresidenta Carmen Calvo. Pero no fueron los únicos rostros reconocibles del Congreso que ese día pusieron en riesgo su salud, porque al tiempo que por las calles de la ciudad se concentraba el feminismo, en Vistalegre se celebraba un congreso de Vox que reunió a 9.000 personas. De ese encuentro pudieron haber partido los positivos que dieron varios de sus dirigentes.

El deporte tampoco se quedó en casa. El 1 de marzo se celebró el clásico entre el Madrid y el Barcelona que reunió a 80.000 personas en el Santiago Bernabéu, y el 11, tres días antes de que se decretase el estado de alarma, tres mil rojiblancos se fueron a Liverpool al partido contra el Atlético de la Champion. El equipo inglés culpó a los colchoneros cuando días después varios de sus jugadores dieron positivo.

Pero hubo más. Isabel Pantoja reunió a 11.000 personas en su retorno a los escenarios, y 93.000 más pasaron por Arco en Ifema, el mismo recinto en el que ahora se levanta un hospital de campaña para los infectados.

Comentarios

Las aglomeraciones que esparcieron el virus