Gantz y Netanyahu, a punto de cerrar un acuerdo para formar un Gobierno de emergencia en Israel

Como primer paso el líder opositor es elegido presidente del Parlamento, provocando la ruptura de la coalición centrista

Netanyahu y Gantz se estrechan la mano, durante un acto el pasado noviembre
Netanyahu y Gantz se estrechan la mano, durante un acto el pasado noviembre

El líder centrista, Beny Gantz, fue elegido este jueves presidente del Parlamento israelí, con el apoyo de Benjamín Netanyahu y todo su bloque parlamentario, en medio de las informaciones sobre de un inesperado acuerdo entre los dos rivales para formar un Gobierno de emergencia liderado por el primer ministro.

Según los medios locales, el líder centrista ocupará brevemente este cargo hasta que sea nombrado ministro de Exteriores en un Ejecutivo con el partido Likud de Netanyahu, quien se mantendrá como jefe de Gobierno los primeros 18 meses, informa Efe.

Gantz recibió 74 apoyos de los 120 escaños de la Cámara, entre ellos los 58 diputados del bloque del Likud, y sus aliados derechistas y ultraortodoxos; al tiempo que parte de su lista, Azul y Blanco, y de los partidos de centro e izquierda le boicotearon.

«Estos son tiempos inusuales y requieren decisiones inusuales. Por eso tengo la intención de explorar la formación de un Gobierno nacional de emergencia», declaró Gantz, candidato a formar Ejecutivo, sobre la crisis sanitaria por el coronavirus y la institucional.

Maniobra inesperada

La sorpresiva maniobra ha sido interpretada como una traición por parte de su coalición centrista, que camina a su desintegración con la oposición de su número dos, Yair Lapid.

Gantz recibió el encargo presidencial de formar el Gobierno en Israel tras las elecciones del 2 de marzo, al conseguir la mayoría de las recomendaciones de los diputados de su bloque parlamentario. Sin embargo, esta semana estalló una crisis institucional con un choque sin precedentes entre el Tribunal Supremo y el Parlamento, cuando el presidente de la Cámara y aliado de Netanyahu, Yuli Edelstein, se negó a convocar la sesión para votar su sucesión.

Los grupos de oposición, incluido Azul y Blanco, presionaron para presentar un proyecto de ley que invalidara que un acusado de corrupción -como se encuentra Netanyahu- pudiera ser primer ministro, y solicitaron la renovación de Eldestein, encargado de la agenda legislativa, para poder votar este proyecto.

Eldestein dimitió el miércoles y Gantz presentó su candidatura poco antes de la sesión de votación, creando un nuevo drama político en Israel.

Gobierno de emergencia

Gantz y Netanyahu reiniciaron las estancadas conversaciones el miércoles por la noche que habrían avanzado hacia un acuerdo para formar un Ejecutivo de unidad de emergencia con un reparto de carteras y una jefatura rotativa que iniciaría el actual primer ministro.

El líder centrista se había negado hasta ahora a gobernar con Netanyahu por su situación judicial, aún siendo la posibilidad más factible tras dos procesos electorales (septiembre y abril) en los que los bloqueos parlamentarios no permitieron alcanzar mayoría, lo que ha bloqueado políticamente Israel desde hace más de un año.

Las medidas de prevención por el coronavirus obligaron además a aplazar el juicio por corrupción contra Netanyahu hasta el 24 mayo, por lo que, de formalizarse el Ejecutivo de unidad, este se sentará en el banquillo de los acusados como jefe de Gobierno. 

Comentarios

Gantz y Netanyahu, a punto de cerrar un acuerdo para formar un Gobierno de emergencia en Israel