La droga y la violencia inundan las calles argentinas

«Ya no se respeta nada», denuncia Manuel López, presidente del Centro Gallego de Santa Fe


buenos aires / e. la voz

Argentina vive un repunte inusitado de los homicidios y una preocupación constante por la inseguridad. Desde el inicio de año las cifras aún no oficiales muestran un aumento de los crímenes en varias regiones. La ciudad de Rosario, la más golpeada del país, vive una encrucijada por el narcotráfico donde hasta 62 personas han perdido ya la vida.

Argentina luce actualmente el logro de ser uno de los países con menos homicidios de Latinoamérica. La línea descendente de los últimos años llegó a situar a finales del 2019 al país en una cifra de cinco homicidios cada 100.000 habitantes, distantes de los 6,6 del 2015 y de los 7,6 de 2014. Pero el inicio de año en el país austral ha sido más accidentado de lo esperado. Y Rosario está viviendo un inicio especialmente sangriento.

La ciudad está atravesada por el tráfico de drogas. «Rosario sufre estas cuestiones constantemente. Hoy te toca a ti, mañana a mi», explica el presidente del Centro Gallego de la ciudad, oriundo de Pontevedra, Guillermo Picallo. La situación es complicada y la policía no puede controlarlo, aunque asegura que están acostumbrados, que, en mayor o menor medida siempre ha sucedido. «No puedes salir a la calle porque te roban la cartera a punta de pistola. A las mujeres las pegan, las tiran al suelo…», dice Picallo.

Tres meses después desde el inicio del año, las calles de la urbe amanecen todos los días con nuevos sucesos. Según el diario regional El Litoral, los homicidios ascienden a 62.

Pero no es la única ciudad golpeada por la violencia. En la capital de la misma provincia, Santa Fe, los homicidios aumentan hasta los 29 y los robos con violencia son continuos. «En las últimas fechas hemos sido robados cuatro veces», comenta el presidente del Centro Gallego de Santa Fe, Manuel López. «Hay tanta droga que no hay respeto», denuncia. En la provincia donde gobierna el peronista Omar Perotti hubo, según el Ministerio de Seguridad, 332 asesinados en el 2018. «Está habiendo mucha violencia, pero no en la magnitud de Rosario. Allí hay mucho búnker de droga», expresa López.

Inseguridad

La inseguridad en las calles se extiende por diversas zonas del territorio y la forma de solucionarlo no parece cercana. Esta fue una de las primeras grietas dentro del bloque del Frente de Todos. Las distintas opiniones sobre cómo gestionar este repunte llevaron a un primer enfrentamiento verbal entre la ministra de Seguridad, Sabina Frederic, y el ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, el kirchnerista Sergio Berni. El presidente Alberto Fernández intervino públicamente para defender a la ministra y el conflicto se apaciguó, aunque no se ofrecieron nuevas soluciones.

Como es habitual, el narcotráfico es el principal motivo de la alta tasa de homicidios. En la capital, Buenos Aires, también se han sucedido ataques a turistas e incluso una guerra entre clanes dentro de la Villa 31, el asentamiento ubicado en el interior de la ciudad, que se saldó con seis muertos. La disputa se conoció al ser disparado un policía que fue a comprar su dosis al barrio, según el diario La Nación.

Comentarios

La droga y la violencia inundan las calles argentinas