Guardia Civil

Aún estamos todos, principalmente los que lo conocimos, en estado de shock. Cuando todo pase, porque pasará, y volvamos a la vida diaria de cada uno, nos daremos cuenta de que el fallecimiento de nuestro amigo, compañero y jefe, el teniente coronel Jesús Gayoso, ha sido una gran pérdida. Para todos nosotros -y ya no digo su familia, porque eso supera cualquier exposición-, pero también para la Guardia Civil, los ciudadanos... y en especial lo es para nuestra unidad, el GAR. Hará mella en toda su estructura. Al jefe interino, y al que llegue destinado y tenga que llevar las riendas de todo, le va a costar mucho mantener nuestro prestigio en todos sus aspectos. Puede que lo mejore, cierto, y ojalá sea así. De hecho, debe ser así, pero la papeleta que tiene por delante es como una máquina trituradora. Algo de ventaja tendrá: sus leales hombres, curtidos en mil batallas y amantes de esta unidad. Seres disciplinados con un único y leal lema: ¡Siempre GAR!

Aunque haya fallecido por el coronavirus, recordemos que su sacrificio, en todos sus aspectos, no ha sido inútil. Y lo que siempre he creído, y de hecho nos ha caracterizado, lo que todos nosotros tenemos en común fue, es, y será la voluntad de hacer cuanto hiciera falta. Para la ocasión. Desde hoy y hasta el fin del mundo. En él seremos recordados. Nosotros, unos pocos valientes, nosotros, hermanos de sangre. Porque hoy él derramará su sangre conmigo. Él deberá ser mi hermano. Teniente coronel Jesús Gayoso. ¡Presente! Cinco palabras para una eternidad.

--------

Víctor Fraga es Guardia Civil y compañero de Jesús Gayoso.

Comentarios

Al amigo, compañero y jefe: ¡Siempre GAR!