López Obrador justifica su saludo a la madre del Chapo: «Es una señora mayor y merece mi respeto»

El encuentro en Sinaloa coincide con el cumpleaños de uno de los hijos del narco, Ovidio, cuya detención provocó en octubre pasado una ola de violencia en Culiacán

López Obrador se acercó a la madre del Chapo para saludarla
López Obrador se acercó a la madre del Chapo para saludarla

Ciudad de México / E. La Voz

«Es una señora mayor, de 92 años, y merece mi respeto, independientemente de quién sea su hijo». El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, ha respondido así este lunes a las críticas recibidas por saludar el domingo a María Consuelo Loera, madre de Joaquín el Chapo Guzmán,durante una visita a Sinaloa, estado que da nombre al cartel que lideraba quien fue uno de los capos más peligrosos del país, ahora encarcelado en Estados Unidos.

Las imágenes corrieron como la pólvora en la tarde del domingo. En ellas se ve a López Obrador, que se encontraba inspeccionando unas obras en una carretera de Badiraguato, avanzar hacia una camioneta blanca donde se encuentra la madre del narco para darle la mano. «Te saludo, no te bajes».

El breve intercambio concluye con el presidente asegurando: «Ya recibí tu carta». «Que le vaya muy bien», le dice la mujer al mandatario, quien a su vez termina siendo interceptado por un hombre que resulta ser un abogado del Chapo Guzmán, Jose Luiz González Meza. 

En la misiva a la que se refiere, la mujer pide apoyo al Gobierno federal para poder ver a su hijo, con quien no habría mantenido contacto desde hace cinco años.

El Chapo era el jefe del cartel de Sinaloa, una de las grandes organizaciones transnacionales de la droga que operan en México. En enero del 2016 fue detenido y, un año después, entregado a Estados Unidos, donde fue sentenciado a cadena perpetua.

Las críticas hacia el presidente vienen por dos vertientes. La primera, por dar la mano a la mujer, saltándose los protocolos de distancia social que pide la Secretaría de Salud para evitar el contagio de COVID-19. La segunda, por lo simbólico de saludar a la madre de un narcotraficante.

«¿Qué privilegio goza la señora? Nosotros no tenemos lo que ella tiene. Ella sabe dónde está su hijo», se quejó María Isabel Cruz, del colectivo Sabuesos Guerreras de Culiacán, en Sinaloa. Su hijo, Reyes Yosimar García Cruz, desapareció hace tres años en Culiacán, tras ser interceptado por policías municipales. «Nosotros tenemos que pasar mucho para que nos reciba el Gobierno estatal y mucho más el federal», dijo.

En enero, López Obrador se negó a recibir en palacio a una marcha de víctimas de la violencia argumentando que eso sería facilitar el camino a sus opositores. Ahora, sin embargo, saluda a la madre del todopoderoso narco en una fecha señalada: el cumpleaños de Ovidio Guzmán, hijo del capo que fue arrestado en octubre en Culiacán y posteriormente liberado después de que sicarios del cartel tomasen el control de la ciudad.

El mandatario visitó las comunidades del denominado Triángulo Dorado, una de las principales zonas de producción de marihuana y amapola. En este área, bastión del cartel de Sinaloa —ahora dominado por los hijos del Chapo— confluyen los estados de Sinaloa, Chihuahua y Durango.

Comentarios

López Obrador justifica su saludo a la madre del Chapo: «Es una señora mayor y merece mi respeto»