Sánchez da otra vez la espalda a Guaidó y se desmarca del nuevo plan de Trump para Venezuela

Trump lanza un operativo antidrogas en el Caribe con Maduro en el punto de mira

Juan Guaidó, junto a la ministra de Exteriores española, durante la visita del 25 de enero a Madrid
Juan Guaidó, junto a la ministra de Exteriores española, durante la visita del 25 de enero a Madrid

Caracas / Corresponsal

En un medido comunicado, el Gobierno de Pedro Sánchez evitó apoyar este jueves el Marco de Transición Democrática lanzado por el Gobierno de Donal Trump para Venezuela, que forma parte de un paquete de medidas para presionar al régimen de Nicolás Maduro, la última de las cuales es el lanzamiento en aguas del Caribe de una operación militar antidrogas «más grande de la historia», según el presidente de EE.UU.

El Ministerio de Exteriores español se limita a señalar que «examina con interés» el plan presentado el martes por el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, para crear un Gobierno de transición, sin Maduro ni Juan Guaidó, que lleve a la celebración de elecciones presidenciales y parlamentarias en doce meses. Vuelve a insistir el Gobierno de Sánchez en «una solución negociada, dirigida por los propios venezolanos, que permita una salida de la crisis mediante la celebración de elecciones presidenciales y legislativas con plenas garantías democráticas», pero sin especificar el cómo.

Apela para ello al Grupo Internacional de Contacto, que ha intentado una solución negociada en Barbados con la mediación de Noruega que está paralizada desde hace un año.

La posición española difiere, en la UE, de la de Alemania, Portugal, Austria o Letonia, que ya han remarcado que apoyan la propuesta de EE.UU., aunque el Gobierno de Ángela Merkel llama también al «consenso político en el marco del proceso de Oslo».

En el último año, España y Estados Unidos han compartido el objetivo de que la crisis de Venezuela se resuelva con elecciones presidenciales libres y con garantías, pero han tenido diferencias sobre cómo llegar a ese objetivo. Esas diferencias se han puesto sobre la mesa a partir del pacto de coalición suscrito entre el PSOE y Unidas Podemos el pasado diciembre.

Operación militar

En una rueda de prensa del grupo de trabajo del coronavirus en la Casa Blanca, Trump anunció el la noche del miércoles que ha ordenado «duplicar» el número de barcos militares y soldados para luchar contra las drogas en el este del océano Pacífico y el mar del Caribe, lo que incluye Venezuela. El jefe del Pentágono, Mike Esper, apuntó que «el régimen ilegítimo de Maduro depende de los beneficios que obtiene de la droga para mantener su poder represor». Hace cuatro días, Maduro y otros 14 altos cargos o exfuncionarios venezolanos fueron imputados por narcotráfico la Justicia estadounidense.

El régimen de Maduro, a través de su canciller Jorge Arreaza y del propio mandatario, respondieron a las maniobras militares de Estados Unidos con ironía: «Saludamos que por primera vez en décadas las autoridades de EE.UU. se dispongan a tomar acciones para resguardar sus fronteras, históricamente permeables (…) ante las miles de toneladas de droga anuales que ingresan a ese país provenientes de la industria del narcotráfico que se ha desarrollado en el territorio de su aliado y cercano socio, Colombia».

En tanto, Juan Guaidó alertó este jueves que al menos otros tres de sus colaboradores más cercanos fueron detenidos por la policía política del régimen de Maduro.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Sánchez da otra vez la espalda a Guaidó y se desmarca del nuevo plan de Trump para Venezuela