Cuba se acerca a los 300 infectados con solo seis fallecidos

El Ministerio de Salud Pública está realizando miles de test entre una población que no registra muertos desde hace cuatro días

Militares cubanos controlando una céntrica calle de La Habana
Militares cubanos controlando una céntrica calle de La Habana

Redacción

La crisis del coronavirus está echándole un pulso a la mayor parte de sistemas sanitarios de todo el mundo, evidenciando muchas carencias en algunos casos. Este escenario cobra mayor relevancia si se analiza el impacto de la pandemia en un país caribeño que, no exento de la polémica que se deriva de su régimen político, siempre ha presumido de contar con una sanidad privilegiada en dicho marco regional. Los casos de COVID-19 en Cuba se sitúan ya en los 288, muy cerca de rebasar la barrera de los tres centenares, pero con tan solo 11 pacientes graves y seis muertos. No obstante, el último de los fallecidos por esta enfermedad se registró hace cuatro días

El Gobierno de Miguel Díaz-Canel -el presidente de Cuba-, ha calificado la situación que se vive en la isla como de una «fase preepidémica» y con ella le han acompañado algunas de las primeras medidas que se implementaron en España, como el cierre de las escuelas, la suspensión de actividades y eventos públicos,las restricciones a las actividades no consideradas esenciales, la cancelación de vuelos comerciales y chárter o la retirada de embarcaciones extranjeras de sus aguas. No obstante, todavía no han decretado un confinamiento total de la población en sus hogares, pero sí se han realizado millares de test entre los habitantes y turistas de la isla.

En este sentido, el viernes Cuba volvió a batir su récord de test realizados con un total de 1.057 pruebas que permitieron identificar 19 nuevos casos. Entre estos hay una ciudadana peruana, pero los 18 restantes son profesionales cubanos que se contagiaron tratando a pacientes, así como alguno que había viajado fuera del país recientemente, tal y como indicó el director de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública (Minsap), Francisco Durán. Con todo, si analizan estas cifras con perspectiva, se ha logrado una pequeña rebaja del crecimiento de infectados, pasando de 36 a 21. Es necesario destacar que en todo este tiempo, Cuba ha enviado médicos y recursos sanitarios a zonas muy afectadas por la pandemia, como China o Italia.

Sí hay población aislada 

A pesar de los datos destacados por el Minsap cubano, también hay otras cifras que indican que el impacto del coronavirus en la isla todavía está por escribir. Porque aunque no se ha decretado una cuarentena generalizada, Cuba cuenta con 3.243 personas aisladas en instalaciones sanitarias, de las que 1.602 son sospechosos de portar coronavirus. El volumen es mayor en algunos hogares, donde 18.314 individuos sí fueron confinados preventivamente, después de mostrar síntomas respiratorios. 

Asimismo, y al igual que acontece con otros países que representan importantes destinos turísticos, en Cuba aún hay un total de 18.927 visitantes a la espera de un vuelo para abandonar la isla. De esta cantidad, 815 son ciudadanos españoles y 1.097 cubanos con residencia habitual en otros países.

República Checa explica cómo frenó el coronavirus: mascarillas para todos

La Voz

Las autoridades sanitarias de dicho país han lanzado un vídeo pidiendo a todo el mundo que siga sus pasos

La crisis del coronavirus no está afectado por igual a todos los países del mundo, ni en la misma magnitud de contagiados, y por ende de muertos, ni en el misma grado de implementación de medidas de restricción y protección. Después de que destacasen algunos casos como el de Eslovaquia a la hora de frenar la pandemia, es ahora el ejemplo de la República Checa el que acapara la atención de los medios a nivel internacional. Desde este país han lanzado un vídeo, que cuenta con las opiniones de expertos y los consejos del propio ministro de Salud de dicha nación, Adam Vojtech; y que tiene por objetivo mostrar al resto del mundo la sencilla receta que han seguido para minimizar la epidemia global. Que cada una de las personas que tienen que salir a la calle lo hagan portando una mascarilla.

Seguir leyendo

Comentarios

Cuba se acerca a los 300 infectados con solo seis fallecidos