Los migrantes siguen intentando llegar por el Mediterráneo a Europa

Italia y Maltan rechazan la llegada a puerto del barco Alan Kurdi con 150 migrantes rescatos en dos operaciones frente a las costas de Libia

Foto de archivo de la oenegé alemana Sea Eye de un rescate del Alan Kurdi
Foto de archivo de la oenegé alemana Sea Eye de un rescate del Alan Kurdi

El barco Alan Kurdi, de la oenegé alemana Sea Eye, ha rescatado a 150 migrantes en dos operaciones en las últimas horas en aguas internacionales frente a la costa de Libia.

El barco humanitario se encuentra actualmente a 25 millas de la isla italiana de Lampedusa en espera de un puerto para desembarcar. La ONG ha explicado que tanto Italia como Malta han indicado al Ministerio de Exteriores de Alemania, país cuyo pabellón lleva esta embarcación, que no permitirán que los migrantes desembarquen debido a la situación epidémica por coronavirus en curso en los dos países, según informa la organización en las redes sociales.

En el primer rescate, el lunes, se logró recoger a 68 personas que estaban a bordo de un barco de madera . Durante el rescate, una lancha rápida con bandera libia puso en peligro el rescate. Después de disparar al aire, aproximadamente la mitad de las personas del bote saltaron al agua en pánico sin chalecos salvavidas y trataron de nadar hacia el Alan Kurdi, según señala la oenegé en su pagina web.

La ONG denunció que durante la segunda operación realizada durante esta madrugada rescató a 82 personas, entre ellas una mujer embarazada, que se encontraban a la deriva en un barca de madera. El buque de suministro italiano Asso Ventinove, que se encontraba en la zona, rechazó ponerlas a salvo, con el argumento de que tenían que quedarse pra ayudar a las plataformas petroleras cercanas.

El Alan Kurdi es por el momento en único barco humanitario en el Mediterráneo Central, después de que las naves de las otras oenegés se hayan retirado al haber sido obligadas por las autoridades italianas a guardar un periodo de 15 días de aislamiento tras llevar a puerto a los migrantes rescatados.

El último desembarco de migrantes en Italia se produjo el 26 de febrero, cuando el barco de la ONG alemana Sea Watch, con 194 migrantes llegó al puerto de Messina, en Sicilia, pero todas las personas a bordo tuvieron que guardar una cuarentena debido a la difusión del coronavirus.

Lo mismo ocurrió con el Ocean Viking, operado por las ONG Médicos Sin Fronteras (MSF) y SOS Mediterranée, que atracó en el puerto siciliano de Pozzallo, y las 274 personas rescatadas fueron puestas en aislamiento en el centro de acogida, mientras que los tripulante cumplieron 15 días de cuarentena frente a las costas de esta localidad.

Comentarios

Los migrantes siguen intentando llegar por el Mediterráneo a Europa