Los primeros 50 menores refugiados de Grecia llegarán en una semana a Alemania

Patricia Baelo BERLIN / CORRESPONSAL

ACTUALIDAD

Menores en un campamento temporal a la puertas del campo de refugiados de Moria, en la isla de Lesbos
Menores en un campamento temporal a la puertas del campo de refugiados de Moria, en la isla de Lesbos Angelos Tzortzinis | Europa Press

Las dieciséis estados federados del país presionan a sus vecinos europeos para que sigan sus pasos

09 abr 2020 . Actualizado a las 08:57 h.

Ante la dramática situación que se vive en los campos de refugiados griegos, más de 50 diputados del bloque conservador alemán formado por la CDU y la CSU instaron a la Comisión Europea a comenzar cuanto antes a distribuir a niños migrantes entre los países del bloque. «Es más urgente que nunca por la rápida propagación del coronavirus», reza el escrito. Se remite al acuerdo alcanzado en marzo entre ocho Estados de la UE, entre ellos Alemania, que se comprometieron a dar asilo a unos 1.500 refugiados menores de 14 años que no estén acompañados o que necesiten atención médica debido a una enfermedad.

Sin embargo, a día de hoy Europa no ha acogido a ningún niño más de Grecia.«Los primeros comenzarán a llegar la semana que viene a Luxemburgo», dijo el viernes pasado la presidenta de la CE, Ursula von der Leyen. Según su portavoz, los países no tienen que esperar a que haya un procedimiento estandarizado, sino que pueden trasladar ya a los menores que han sido previamente seleccionados por las autoridades griegas. «Además de Luxemburgo, somos los únicos que estamos ahora dispuestos a recibir niños», señaló ayer el titular alemán de Exteriores, Heiko Maas, imprimiendo presión sobre sus vecinos. Horas antes, el Consejo de Ministros daba luz verde al transporte y acogida de los primeros 50 menores de los campos de refugiados situados en las islas del mar Egeo.

Solo un primer paso

«Un primer paso» que debería llevarse a cabo la semana que viene, a juzgar por el titular de interior, Horst Seehofer. Los pequeños irán a parar primero a Baja Sajonia y después serán redistribuidos entre otros estados federados. «Una medida que llega tarde aunque era imprescindible», criticó la vicepresidenta del Bundestag, la ecologista Claudia Roth, que el martes participó en un pedido conjunto de su partido al Ministerio de Interior, para que autorizara el traslado humanitario del total de 500 menores que Alemania se ha comprometido a recibir.