El Gobierno asegura que trabaja en «desatascar» los problemas en las prestaciones por ERTE e insiste en que «los pagos llegarán»

Escrivá reconoce que hay cuellos de botella en la tramitación de los expedientes


El aluvión de ERTE presentados en las últimas semanas ha colapsado el sistema. Lo admiten ya en Moncloa, donde además insisten en que están haciendo todo lo posible para agilizar los trámites. Así lo aseguró el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, quien admitió los problemas que se están registrando para gestionar las nuevas prestaciones derivadas del coronavirus, como las prestaciones por desempleo de los ERTE. Eso sí, lanzó un mensaje de tranquilidad y aseguró que los trámites «se van a ir desatascando» y «los pagos llegarán».

«Se están agilizando todos los procedimientos y hay que ser consciente de la dimensión del reto que no solo para el Servicio Público de Empleo Estatal, sino también para la Seguridad Social supone gestionar todas estas nuevas prestaciones y hacerlo en tiempo récord. Más allá de algún cuello de botella que pueda estar produciéndose, los pagos llegarán», aseguró el ministro en una entrevista en Antena 3. Escrivá también subrayó que el Gobierno está «comprometido» en agilizar los procedimientos lo más rápido posible para que las prestaciones lleguen a los ciudadanos que las necesitan.

Sobre la posibilidad de extender la duración de los expedientes de regulación de empleo temporales (ERTE), el ministro indicó que no es algo para abordar este martes en el Consejo de Ministros, sino más adelante, teniendo en cuenta que, debido al gran grado de incertidumbre que existe, «la forma en la que se desplieguen las políticas públicas debe tener la máxima flexibilidad».

«Tenemos que hacer un seguimiento estrecho de cómo van evolucionando los distintos sectores y en función de eso habrá que ir juzgando la extensión de las ayudas», ha precisado.

Comentarios

El Gobierno asegura que trabaja en «desatascar» los problemas en las prestaciones por ERTE e insiste en que «los pagos llegarán»