La Guardia Civil y la Cruz Roja asisten a un grupo de mujeres confinadas en un club de alterne de Zamora

Se encontraban en situación precaria por falta de alimentos y productos de higiene


REDACCIÓN / AGENCIAS

La Guardia Civil y Cruz Roja han asistido a un grupo de mujeres que se encontraban confinadas en un club de alterne de la provincia de Zamora, cuya situación comenzaba a ser precaria por la falta de alimentos y productos de higiene y desinfección básicos.

Llevaban recluidas en el establecimiento desde que se inició el estado de alarma y se les habían acabado la mayor parte de las provisiones y productos de higiene, sin que tuvieran posibilidad de hacerse con más, han informado este martes fuentes de la Guardia Civil.

Por ello, las mujeres residentes en el club de alterne de la comarca de Benavente pusieron en conocimiento de los agentes su situación.

La Guardia Civil contactó con Cruz Roja para que se comunicara con ellas para conocer sus necesidades e intentar solucionar esta situación antes de que se agravase. Tras constatar las carencias que tenían, se buscaron soluciones para mejorar su estancia en ese establecimiento durante el confinamiento y se comprobó su estado de salud.

Cruz Roja les entregó varios lotes de productos de alimentación, higiene personal, limpieza y desinfección, así como medicación para una de ellas. También distribuyó material de prevención sanitaria y guías de recursos nacionales e internacionales para facilitar el retorno a sus lugares de origen cuando sea posible.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

La Guardia Civil y la Cruz Roja asisten a un grupo de mujeres confinadas en un club de alterne de Zamora