Díaz Ayuso pide disculpas tras la investigación por el acto de cierre de Ifema: «Hay que celebrar la vida pero también guardar distancia»

La Voz REDACCIÓN

ACTUALIDAD

La Delegación del Gobierno de Madrid investiga la vulneración del decreto sobre el estado de alarma en un acto en el que incluso hubo abrazos. Varios portavoces de la oposición han denunciado lo sucedido en este evento público

02 may 2020 . Actualizado a las 13:46 h.

La Delegación del Gobierno en Madrid ha abierto una investigación por la posible vulneración del decreto sobre el estado de alarma. El motivo: la vulneración de las normas de distanciamiento social en el acto de clausura del hospital de Ifema.

Estas instalaciones cerraban sus puertas tras más de cuarenta días de funcionamiento con un acto solemne que homenajeó a los sanitarios y trabajadores que permitieron dar atención a alrededor de 4.000 pacientes. El evento estuvo por la presidenta de la comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, quien fue recibida por los trabajadores sanitarios al grito de «sanidad pública y queremos los test», una proclama a la que se ha sumado la mandataria. Durante el propio acto comenzaron las críticas: no se estaba respetando la distancia de seguridad.

La propia Díaz Ayuso afirmaba en sus redes sociales, pocos minutos despues del acto: «Hemos apagado el hospital de campaña de Ifema. Un evento controlado en aforo al que se han sumado numerosos efectivos. La felicidad, el gesto espontáneo y humano de todos, nos ha desbordado. Es cierto: hay que celebrar la vida pero también guardar distancia».

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, también pidió disculpas por si durante el acto del cierre de Ifema incurrió «en alguna conducta que no es compatible con la ejemplaridad» y ha reconocido que se produjeron escenas que no se deberían haber producido .En declaraciones a Telemadrid, en la celebración del Dos de Mayo en la Puerta del Sol, señaló que Ifema fue «un símbolo no de alegría porque no puede haber alegría mientras no se haya superado la pandemia pero sí un símbolo de esperanza. Eso hizo ayer que se desbordaran las emociones.

También se ha referido a la polémica la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís: «No se respetaron las distancias de seguridad.Espero que no vuelva a ocurrir en el futuro. Y aboga por «actos más sencillos y más recogidos porque implican lo mismo, un reconocimiento a quien ha trabajado ahí».

Oposición, sindicatos y redes sociales han acusado públicamente a la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, de haber faltado al respeto a sanitarios y a todos los ciudadanos por haber organizado un «espectáculo» multitudinario para dar por cerrado el hospital provisional de Ifema.

El portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid, Ángel Gabilondo, enjuició este viernes «el sentido que ha tenido que haya sido tan multitudinario» el acto oficial de apagado del hospital temporal de Ifema y ha afirmado que no se ha invitado a todos los que colaboraron en ponerlo en marcha. Gabilondo se ha acercado este mediodía a Ifema a rendir un homenaje a los enfermos de coronavirus y a los sanitarios y otros profesionales que han pasado estas semanas por esas instalaciones. «Son ellos los que tienen la razón de ser de todo esto. Yo estoy aquí por ellos. Luego está la diferencias de opinión de qué sentido un acto tan multitudinario y que me parece que han colaborado más personas que han estado invitados», ha indicado.

La portavoz de Vox en la Asamblea de Madrid, Rocío Monasterio, ha asegurado que el acto de clausura del hospital de Ifema para pacientes con coronavirus ha lanzado una «imagen equivocada» y un «falso optimismo» porque la crisis sanitaria va a durar meses y «muchos españoles» están «muriendo» en las residencias.  La portavoz parlamentaria de Vox ha afeado que quizás durante el acto los asistentes han estado «muy cercanos los unos a los otros». «Quizás hemos dado un mensaje equivocado, tenemos que guardar la distancia porque sigue habiendo contagios y quizás los políticos tenemos que ser ejemplares y todo lo que no sea esa imagen es un mensaje equivocado que puede dar lugar una falsa seguridad y un falso optimismo», ha enfatizado.