El confinamiento resucita el yihadismo

S. O. MADRID / EFE

ACTUALIDAD

Las fuerzas de seguridad detectan un aumento de amenazas para atentar durante el estado de alarma

03 may 2020 . Actualizado a las 09:46 h.

Las unidades especializadas en la lucha contra el terrorismo yihadista no han bajado la guardia durante el estado de alarma por el coronavirus, conscientes de que el Estado Islámico (EI) está aprovechando este momento de «debilidad» y de confinamiento para reclutar adeptos y llamar a la acción a los «lobos solitarios».

Desde mediados de marzo solo han trascendido dos operaciones policiales en España contra el terrorismo de corte yihadista, lo que no quiere decir que las fuerzas de seguridad hayan relajado su vigilancia. Todo lo contrario.

Porque, según fuentes de la lucha antiterrorista, mientras que otras unidades de las fuerzas de seguridad del Estado y de las autonómicas han sido destinadas a vigilar el cumplimiento de las restricciones del estado de alarma las dedicadas a combatir el terrorismo han seguido con su actividad y con todas sus «capacidades al cien por cien».