Las comunidades recibirán ya 6.000 de los 16.000 millones del fondo

Los 10.000 restantes serán transferido en dos tramos en la segunda mitad del año


madrid / lA voz

Del fondo «no reembolsable» de 16.000 millones para las comunidades, anunciado el sábado por el presidente del Gobierno, los territorios recibirán «a corto plazo» un primer paquete de 6.000, mientras que en la segunda mitad del año se les transferirán los 10.000 restantes en dos tramos de 5.000 millones.

Así lo confirmó este domingo la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en la comparecencia posterior a la vídeoconferencia que Pedro Sánchez mantuvo con los presidentes autonómicos, la octava desde que se decretó el estado de alarma. Montero insistió en que este fondo será «la mayor inyección de dinero a las comunidades», y se aprobará a través de un decreto ley que «agilizará» su puesta en marcha.

Detalló, como ya hizo Sánchez, que 10.000 millones se destinarán a gasto sanitario, otros 1.000 a gasto social y los 5.000 restantes a compensar la caída de los ingresos propios de las comunidades -como los derivados del impuesto de actos jurídicos documentados y transmisiones patrimoniales- debido al coronavirus. En lo que respecta a los criterios de reparto, Montero, que hoy mantendrá una reunión telemática con los consejeros de Hacienda, avanzó que el tramo sanitario atenderá a los indicadores oficiales del impacto de la pandemia, mientras que el destinado a gasto social se hará según criterios poblacionales, y los 5.000 millones para compensar la menor recaudación tendrán en cuenta la caída de esta.

«No es un préstamo, sino transferencias directas que las comunidades no tendrán que devolver», insistió la portavoz del Gobierno, apostillando que «no sustituye ni a los recursos del sistema de financiación autonómica ni a los mecanismos de liqudez como el FLA o el Fondo de Facilidad Financiera». Aseguró que el Ejecutivo «escucha» y «asume en primera persona» las preocupaciones que le han trasladado las comunidades y que a ello responde la inyección extra, que complementa el incremento de la financiación ordinaria que recibirán este ejercicio (7.900 millones adicionales, un 7,3 % más que en el 2019). Sánchez avanzó a los presidentes que el objetivo de déficit de las autonomías este año será del 0,2 %.

Urkullu, Torra, Ayuso y Feijoo rechazan que se prorrogue el estado de alarma, pero Sánchez dice que lo mantendrá porque es «imprescindible»

Gonzalo Bareño
El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, durante la videoconferencia de los presidentes autonómicos con Pedro Sánchez
El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, durante la videoconferencia de los presidentes autonómicos con Pedro Sánchez

El presidente anuncia su disposición para la «cogobernanza» en la desescalada y ofrece 16.000 millones de euros a las autonomías en dos fases, pero no acalla las críticas

El Gobierno ha perdido el apoyo unánime de las comunidades al mantenimiento del estado de alarma para combatir el covid-19. Durante la reunión telemática que el presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez, ha mantenido con los presidentes autonómicos, los dirigentes del País Vasco, Cataluña, Madrid y Galicia se han mostrado contrarios a la prórroga de esa medida por considerar que hay instrumentos legales suficientes en la legislación ordinaria para aplicar las medidas necesarias y que el Gobierno está utilizando de manera desproporcionada el estado de alarma. Sánchez, sin embargo, les ha anunciado que pedirá una nueva prórroga el próximo miércoles y que tiene intención de mantener esa medida extraordinaria hasta el fin de la desescalada. Según afirmó el ministro de Sanidad, Salvador Illa, tras la reunión, «es un hecho que el estado de alarma ha funcionado y ha sido beneficioso para todas las comunidades» y por ello «en la etapa de desescalada es imprescindible seguir manteniéndolo» para controlar la pandemia «de una manera eficaz». Illa no quiso referirse a la posibilidad de aplicar un plan B en caso de que el estado de alarma no fuera aprobado este miércoles en el Parlamento. «El Congreso es soberano para tomar la decisión que estime más conveniente», se limitó a señalar. La portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, fue más lejos y advirtió de que «es impensable que no se prorrogue porque sería como decir que todo el trabajo que han realizado los ciudadanos no tiene ningún valor». Montero añadió que si el PP no quiere apoyarla no será desde luego por la falta de diálogo. Advirtió, al igual que hizo Sánchez, que las ayudas a empresas, autónomos y particulares decaerían si no se aprueba la prórroga.

Seguir leyendo

Comentarios

Las comunidades recibirán ya 6.000 de los 16.000 millones del fondo