Maduro amenaza con la cárcel a Guaidó tras implicarlo en la incursión naval

Cabello asegura que el opositor ya ha elegido la embajada europea donde refugiarse

El ministro de información del país sudamericano, Jorge Rodríguez, presentó las supuestas pruebas contra Guaidó
El ministro de información del país sudamericano, Jorge Rodríguez, presentó las supuestas pruebas contra Guaidó

Caracas / corresponsal

El régimen de Nicolás Maduro parece haber tomado la decisión de proceder contra Juan Guaidó y forzarlo a elegir entre cárcel o exilio. En menos de doce horas, los dos principales líderes del chavismo, el propio Maduro y Diosdado Cabello, han amenazado con llevar a prisión al presidente interino de Venezuela reconocido por 59 países, tras implicarlo en la fallida incursión marítima contra el Gobierno chavista.

Maduro se hizo eco ayer del supuesto contrato firmado por Guaidó con la empresa Silvercorp, propiedad del ex boina verde estadounidense Jordan Goudreau. «Es público, notorio y comunicacional, el contrato para la invasión de Venezuela, delito grave en cualquier nación del mundo», declaró, antes de añadir que espera la actuación del poder judicial. También afirmó que «Donald Trump es el jefe directo de Silvercorp, lo dijo este propio señor Goudreau». El lunes, el fiscal general del régimen, Tarek William Saab, acusó a Guaidó de ser el «autor intelectual» de la supuesta invasión, y de que su firma aparece en el supuesto contrato que Goudreau ha presentado en entrevistas a agencias de noticias y en redes sociales para prestar servicios de asesoría militar al líder opositor. La acusación de Saab no se ha convertido por ahora en un procedimiento judicial formal contra Guaidó, quien inmediatamente la desmintió a través de sus redes, calificándola de «falso positivo» y negando cualquier relación con Silvercorp.

Tanto Donald Trump como su secretario de Estado, Mike Pompeo, han negado estar involucrados en la fallida invasión, que se inició el domingo y que ha dejado 15 detenidos y ocho supuestos fallecidos (solo se ha mostrado un cadáver) en tres puntos diferentes de la costa central venezolana. En rueda de prensa, Pompeo rechazó ayer que EE.UU. estuviera «directamente» involucrado en la operación Gedeón, como la bautizó Goudreau, e ironizó que «si hubiéramos estado involucrados, habría salido mejor». También señaló que usará «todas las herramientas» a su disposición para repatriar a los dos estadounidenses detenidos.

La declaración de Maduro sucede las declaraciones de Cabello en su programa televisivo, la noche del martes, en el que aseguró que Guaidó «ya había elegido una embajada para asilarse». Sin referirse directamente a la posible detención del dirigente opositor, el número dos del chavismo afirmó que «ya escogió la embajada donde quiere irse, es europea. Él sabe de lo que estoy hablando. Ya que mandó unas maletas. ¿Qué tendrán esas maletas?». Las advertencias televisivas de Cabello suelen ser el preludio de una detención.

No es la primera vez que Maduro habla sobre el arresto de Guaidó. En febrero, dijo que «llegará el momento» en que será detenido. También lo amenazó con la cárcel tras el frustrado alzamiento militar del 30 de abril del 2019. Hasta ahora, y menos después del respaldo internacional obtenido en su gira de comienzos de año, tales amenazas jamás se han convertido en causas judiciales, aunque buena parte del entorno de más confianza de Guaidó ha sido detenido u obligado al exilio a lo largo de los 17 meses transcurridos tras su designación como presidente de la Asamblea Nacional.

Comentarios

Maduro amenaza con la cárcel a Guaidó tras implicarlo en la incursión naval