El Supremo de Israel falla a favor de Netanyahu y allana la formación de un Gobierno

El Parlamento ratifica el acuerdo de coalición, que tiene en la agenda la anexión de parte de la Cisjordania ocupada

Netanyahu advirtió hace dos dias sobre que un veredicto en su contra del Supremo llevaría a unas cuartas elecciones
Netanyahu advirtió hace dos dias sobre que un veredicto en su contra del Supremo llevaría a unas cuartas elecciones

Poco antes de la medianoche y de forma unánime, el Tribunal Supremo de Israel dio luz verde a la capacidad de Benjamin Netanyahu de ocupar el cargo de primer ministro, a pesar de su imputación por corrupción, lo que allana el camino para que el Gobierno de coalición con el opositor Beny Gantz salga adelante. 

Esta mañana, a unas horas de que expirara el límite para convocar las cuartas elecciones en poco más de un año, el Parlamento israelí (la Kneset) avaló el acuerdo entre Netanyahu (Likud) y Gantz (Azul y Blanco) que pone fin a la actual parálisis política. Israel carece de un Gobierno con plenas funciones desde diciembre del 2018.

Los diputados aprobaron modificaciones de las leyes básicas del Estado, con rango constitucional, que, por ejemplo, permitirán que el líder del Likud inicie el mandato como primer ministro pero, dentro de año y medio, ceda el testigo al líder de Azul y Blanco.Tanto Gantz como Netanyahu tendrán derecho de veto y se elimina el límite para el número de ministerios, según The Jerusalem Post, que apunta el próximo miércoles como fecha probable para la toma de posesión.

El pacto también establece que el Gabinete sea de emergencia los primeros seis meses y que solo pueda legislar sobre asuntos relacionados con la pandemia, así como otra cuestión central para la agenda política de Netanyahu: la anexión de parte del territorio palestino ocupado de Cisjordania.

Los once jueces del Supremo han indicado que si bien no existe una «justificación legal para impedir que Netanyahu forme un Gobierno en Israel y siga siendo el primer ministro a pesar de los cargos que pesan en su contra», algunas partes del acuerdo plantean «dificultades significativas» desde el punto de vista legal, por lo que podría resultar «problemático».

Durante la vista judicial, que ha durado dos días, los jueces han escuchado los argumentos de ocho personas que han tratado de bloquear el acuerdo, entre ellos el antiguo aliado de Gantz, Yair Lapid, líder del partido opositor Yeish Atid, tal y como recoge Europa Press del diario local The Times of Israel.

Una de las cuestiones fundamentales abordadas por el Supremo es si un diputado imputado, como es el caso de Netanyahu, es susceptible de formar Gobierno. La presidenta del tribunal, Esther Hayut, ha señalado que Netanyahu es inocente hasta que se demuestre lo contrario y que no existe precepto legal alguno que impida a un acusado la formación de un Ejecutivo.

El veredicto se produce dos días después de que Bibi, como se conoce a Netanyahu, advirtiera de unas posibles cuartas elecciones legislativas en poco más de un año en caso de que el Supremo fallara contra el acuerdo de coalición o considerara que no es apto para formar gobierno.

«Fui elegido por una mayoría de los votos. El Likud, encabezado por mí, recibió más votos que ningún partido en la historia del Estado», afirmó el lunes antes de recalcar que un fallo contrario por parte del Supremo supondría ir «contra la voluntad de la población».

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

El Supremo de Israel falla a favor de Netanyahu y allana la formación de un Gobierno