El Eurogrupo acepta los rescates sin troika

ACTUALIDAD

Francois Lenoir

Los países no verán intervenidas sus economías tras pedir ayuda vinculada a la pandemia

08 may 2020 . Actualizado a las 22:14 h.

Ni probemas financieros ni presupuestarios, el denotante de la crisis del 2020 ha sido una emergencia sanitaria con nombre propio: covid-19. Los pliegos de condiciones que otrora tenían que firmar los países del euro para ser rescatados no pueden ser, por tanto, los mismos.

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico.

Puede parecer lógico, pero al Eurogrupo le ha llevado casi dos meses llegar a esta conclusión y admitir que ningún país debería ver su economía intervenida por acudir a las líneas de crédito del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE). El auxilio financiero a causa de la pandemia no podrá utilizarse como excusa para señalar dónde, cuánto y cómo recortar el gesto, como demandaban los Países Bajos. No habrá un programa de reformas hecho a medida para cada rescatado porque no existe el manoseado «riesgo moral» que tanto invocó el Gobierno holandés. Según la letra del acuerdo firmado esta tarde por los ministros de Economía y Finanzas del euro, el fondo de rescate del MEDE de 240.000 millones de euros se podrá solicitar con otras condiciones.

Los hombres de negro

La gran novedad es que se acabaron las visitas sonrojantes de la troika y sus hombres de negro. Los tecnócratas encargados de supervisar los planes de ajuste cuando un país firma el rescate, se quedarán en los cuarteles de Bruselas. Ya no podrán abrir las puertas de los Ministerios a su antojo. La mala fama que arrastran tras sus polémicas intervenciones en crisis como la griega y el rechazo de algunos Gobiernos, empujó a la Comisión a solicitarlo formalmente.