Un vídeo incrimina a Bolsonaro en el intento de interferir en la Policía Federal

La grabación probaría que el presidene quiso cambiar a los líderes policiales para evitar que sus hijos fueran investigados

El exjuez y exminitro Sergio Moro, a su llegada este martes a una reunión en el cuartel general de la Policia Federal
El exjuez y exminitro Sergio Moro, a su llegada este martes a una reunión en el cuartel general de la Policia Federal

Bogotá / E. La Voz

Aumenta la tensión en la crisis política brasileña. Un vídeo de una reunión entre Jair Bolsonaro y tres de sus ministros, grabado el pasado 22 de abril, podría confirmar el supuesto intento del presidente de interferir en investigaciones abiertas de la Policía Federal, como denunció el exministro de Justicia Sergio Moro, quien dimitió dos días después de la toma de las imágenes.

La grabación ha sido calificada como «devastadora» para los intereses del líder brasileño por algunas de las personas que asistieron este martes a su visionado, según los medios Globo y Folha de São Paulo. Demostraría que Bolsonaro quería cambiar a los líderes policiales porque consideraría que sus hijos estarían siendo perseguidos por la institución.

«No voy a esperar a que jodan a alguien de mi familia. Cambio a todo el mundo de la Seguridad. Cambio al jefe, cambio al ministro», habría dicho Bolsonaro en aquella reunión, según el relato de una persona que ha tenido acceso al vídeo, obtenido por Globo TV. Dos de los hijos del mandatario, Flavio y Carlos, senador y concejal, son investigados por corrupción y por haber supuestamente creado una «factoría de noticias falsas», respectivamente.

Miembros del Tribunal Supremo, de la Fiscalía y de la defensa del exministro vieron este martes la grabación, aportada por el mismo Gobierno la pasada semana.

El alto tribunal abrió una investigación a principios de mayo después de que Moro, popular exjuez del caso Lava Jato, que metió en prisión al expresidente Lula da Silva, denunciase el intento de Bolsonaro de medrar en las investigaciones abiertas.

El exministro dimitió cuando el presidente decidió cambiar al entonces jefe de la Policía, Mauricio Valeixo por Alexandre Ramagem, considerado amigo del clan presidencial —este martes declaró ser apreciado por la familia, pero no ser íntimo— pero el Supremo bloqueó el nombramiento, y el líder brasileño asignó el cargo a Ronaldo Souza, considerado como mano derecha de Ramagem.

El caso abierto por las acusaciones de Moro podría finalizar en la destitución del presidente o en la condena por calumnias al exministro. La defensa de Moro pidió  mostrar el vídeo a la opinión pública. Bolsonaro está en contra.

Bolsonaro señaló esta noche que «en una reunión ministerial, sale mucha cosa. Ahora, no es para que sea divulgada. La cinta era para ser destruida, después de aprovechar las imágenes para divulgación. No sé por qué no lo fue ¿Podría haber dicho eso [que la cinta fue destruida]? Podría. Pero jamás iba a faltar con la verdad. Por eso resolví entregarla». El presidente quiere que solo se divulguen las imágenes en las que habla de Moro.

«El filtrador está desinformando. No existe en el vídeo la palabra ‘Policía Federal' ni ‘Supertintendencia'», concluyó.

Comentarios

Un vídeo incrimina a Bolsonaro en el intento de interferir en la Policía Federal