Sánchez logra el apoyo de su ejecutiva y el PP ve un «caos» en la desescalada

Francisco Balado Fontenla
Fran Balado REDACCIÓN / LA VOZ MADRID / LA VOZ

ACTUALIDAD

 Sánchez y Arrimadas, en una reunión el 16 de diciembre del 2019
Sánchez y Arrimadas, en una reunión el 16 de diciembre del 2019 Eduardo Parra | Europa Press

Arrimadas, que estará una semanas de baja, no desvela lo que hará con la alarma

12 may 2020 . Actualizado a las 09:05 h.

Pedro Sánchez reunió este lunes por primera vez desde la declaración del estado de alarma a la Ejecutiva Federal del PSOE, que de forma virtual le brindó su apoyo por la gestión que está realizando el Gobierno con la crisis del virus. A través de un comunicado difundido por Ferraz, los socialistas manifestaron su voluntad de no convertir el asunto en una «guerra política».

Tal y como deslizó el presidente en su última comparecencia, la próxima semana regresará al Congreso en busca de una nueva prórroga el estado de alarma más allá del 24 de mayo, una votación que, de mantenerse el statu quo volverá a depender de la postura de Ciudadanos, una vez que el PP advirtió que no apoyará más prórrogas y ERC se movió la pasada semana de la abstención al rechazo. El Ejecutivo mantiene las líneas abiertas con Cs entre recelos de sus socios, especialmente del PNV.

La formación naranja también aprovechó la jornada de ayer para reunir a su cúpula. Inés Arrimadas no desveló la postura que adoptará su partido en la sesión plenaria prevista para el miércoles 20, mostrándose partidaria de ir «paso a paso, como esta pandemia requiere». Mucho menos se aventuró a decir lo que puede pasar con los Presupuestos, a pesar de las diferencias que mantienen en materia económica con Unidas Podemos; no obstante, la ministra de Empleo, Yolanda Díaz, considera que estas diferencias no tienen porque ser insalvables, y le tendió la mano para explorar un acuerdo.