China cierra una ciudad para frenar un nuevo brote cerca de la frontera con Rusia y Corea del Norte

El gobierno ha restringido la movilidad a los más de 600.000 habitantes de la ciudad de Shulan, donde se han registrado un repunte de los contagios por covid-19

Foto de ciudadanos chinos caminando por Pekín
Foto de ciudadanos chinos caminando por Pekín

Shulan se ha convertido en una de las principales preocupaciones del Gobierno de China. Esta ciudad, ubicada en el noroeste del país, muy cerca de la frontera con Corea del Norte y Rusia, vive desde el pasado fin de semana un bloqueo parcial después de que las autoridades detectaran en los últimos días 13 nuevos contagiados, según informa el medio americano Quartz, la gran parte de ellos locales. Este cierre ha motivado que se haya restringido la movilidad a los más de 600.000 habitantes de la localidad, por lo que todo transporte no esencial está prohibido. 

Shulan está considerada desde este lunes la única zona de alto riesgo de transmisión del covid-19 del país, por lo que el gobierno ha cerrado todas las escuelas y se ha prohibido que los residentes salgan de casa a menos que tengan necesidades especiales, como ir de urgencia a un médico. Cada vivienda, informa Quartz, solo puede enviar a una persona a comprar comida al día. 

La frontera este con Rusia, que está cerrada, y con Corea del Norte es ahora uno puntos más conflictivos del país para controlar la propagación del covid-19. Es por ello que el ejecutivo ha tomado esta determinación con Shulan, donde se han registrado, cinco de los últimos seis contagios del país en las últimas 24 horas, según indica Reuters. 

Alarma en China: rebrota el coronavirus en una zona que hace frontera con Rusia

Zigor Aldama
EFE

Hay 61 contagios locales en la provincia nororiental de Heilongjiang, 50 de ellos relacionados con una mujer procedente de Estados Unidos

China va recobrando la normalidad después de haber vencido la primera batalla contra el coronavirus. Pero incluso antes de cantar victoria, nuevos brotes ya amenazan con aguar la fiesta. El que más preocupa es el que acecha a la provincia nororiental de Heilongjiang, porque hasta el domingo allí se habían detectado 61 contagios locales. De ellos, 54 se han registrado en la capital, Harbin, y 50 están relacionados con una mujer que aterrizó en el gigante asiático el 19 de marzo procedente de Estados Unidos. Por si fuese poco, a esta situación hay que añadir los casos importados que se acumulan en la localidad de Suifenhe, fronteriza con Rusia. Hasta ese remoto rincón de Siberia han viajado cientos de ciudadanos chinos que querían regresar al país y que, debido a la cancelación de enlaces aéreos y el cierre de fronteras, no tenían otra forma de hacerlo que recorriendo cientos de kilómetros por tierra. Según las estimaciones oficiales, entre el 15 % y el 20 % de esas personas están infectadas, razón por la que todas han sido aisladas y la ciudad se ha puesto de nuevo en cuarentena.

Seguir leyendo

Comentarios

China cierra una ciudad para frenar un nuevo brote cerca de la frontera con Rusia y Corea del Norte